12.2.10

Poema de Alejandro Drewes



Dos gladiadores, bajo Nerón,
manchas de sangre en la arena del Circo.
Uno de dos vencerá por un tiempo a su destino.

Rugidos ululantes de la plebe, música de fondo
para la lucha bestial - ya uno se inclina, cae lentamente.
El gigante rubio recoge una roja rosa frágil, mutilada.



© Alejandro Drewes

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

un poema descriptivo, demasiado razonado, pero muy rico en el giro final, Juan lucas Andrin

12.2.10  
Anonymous Anónimo said...

querido jens^^^ la delicadeza de tu pluma es innegable^^^
búhamente^^^
m.e.

12.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy bello y profundo, Alejandro.
Aplausos y un gran abrazo
María Rosa León

12.2.10  
Blogger Silvia Loustau said...

El juego de contrapuestos embelecce tu poema.
Con afecto,


Silvia Loustau

12.2.10  
Blogger galáctica said...

Alejandro: en tu poema la "rosa frágil, mutilada" es la vida humana. En pocas palabras y con gran poder de síntesis pintás un cuadro certero que nos conduce como por un túnel y con gran realismo a la lucha entre dos gladiadores. Excelente poema Irene Marks

13.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Una va siguiendo la historia y de pronto, en un escenario que no parece tener nada que ver, imaginar una roja rosa...como dice Juan, ese giro del final pone brillo al poema. Eso tan opuesto, es precisamente, lo que deja pensando, sintiendo la mutilación. Un abrazo amiguito.


Lily Chavez

14.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Ale: bello poema escénico: los protagonistas, el movimiento y una rosa (mutilada) para el final, que lo enaltece.
Un abrazo. Liliana Lapadula

1.3.10  

Publicar un comentario

<< Home