16.3.10

Poema de Alejandro Drewes



Dos gladiadores, bajo Nerón,
manchas de sangre en la arena del Circo.
Uno de dos vencerá por un tiempo a su destino.

Rugidos ululantes de la plebe, música de fondo
para la lucha bestial - ya uno se inclina, cae lentamente.
El gigante rubio recoge una roja rosa frágil, mutilada.

© Alejandro Drewes

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

El poder de la fuerza irracional, tan bellamente trazado en tu poema,
Alejandro.
Aplausos y un gran abrazo
María Rosa León

16.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Hoy descubro a este poeta, gracias a este sitio, que me pone frente a un yo lírico en estado natural, puro, salvaje. El tema circense desde la antiguedad hasta nuestros días, siempre fascinante y renaciendo. Excelente escrito estimado Alejandro, sin conocerte personalmente, me llegaron tus líneas de conflicto espiritual y fortaleza. Felicitaciones y saludo desde Córdoba, Argentina, Alfredo Lemon.

16.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Es una pintura. Lo vi, y lo guardo en mi retina.
Abrazos
Alicia Perrig

17.3.10  
Blogger ACARLOS ADALBERTO FERNÁNDEZ said...

Gran delicadeza, que hace doloroso el instante congelado en este momento trágico, que habrá de repetirse

Carlos

17.3.10  
Blogger Maria Fischinger said...

Alejandro
Breve pero pinta una escena impactante.
Aplausos!
Maria

19.3.10  
Blogger julia del prado morales said...

Ale querido traes en tus versos el dolor de los pueblos, la opresión y la danza del poder desde hace siglos. Besos desde el Perú mi queirdo amigo, Julia

19.3.10  

Publicar un comentario

<< Home