23.11.10

Poema de Alejandro Drewes



Dormido cuerpo te vuelves, revuelta cascada tu pelo
y tu sueño ignorante del sol de esta tarde, sigue...
tus manos suaves y las mías en sombras: anochece.

© Alejandro Drewes

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Bellísima "instantánea" de un momento de amor único,
Felicitaciones, Alejandro, y un gran abrazo
María Rosa León

23.11.10  
Anonymous silvia loustau said...

Una ofrenda de amor, eso senti al leer tu poema.
Un abrazo


Silvia Loustau

24.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo, Alejandro. Bellísimo.
Abrazo
Alicia Perrig

25.11.10  
Blogger Ricardo Juan Benítez said...

Alejandro, en breves líneas "atrapaste" un sentimiento único, un instante irrepetible (no al menos de esa manera, en esa circunstancia) Bravísimo.

26.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Me encanta Ale querido, esta brevedad que me atrapa, lo dije en ocasiones anteriores...esas manos en sombras....guau...qué lindo.

Besos

Lily Chavez

29.11.10  
Blogger Xenia.Mora said...

Hola Alejandro.
Leve pero contundente prosa poética.
Es una brisa de sutiles sentimientos.
Un grato saludo.
Xenia

30.11.10  

Publicar un comentario

<< Home