20.3.11

Poema de Jorge Paolantonio


segunda carta

…que mi pie vaya ligero…
que el corazón no se me quede
desentendidamente frío…

de Liturgia de las Horas, martes,
oración del atardecer.

hermana
escribo desde cabo lejanía
hasta el cielo poblado de tu mesa

te he visto levantar el báculo de madre
vestir tus reinas y muñecos de trapo
y dejarlos más allá del hambre y la tristeza

has vencido tu espalda de tempestades
quebrado tus hombros de vidrio
descosido tus propias palabras
tu aliento
para reunirlos
en un caldero de amor
que todos ríen y mastican

hoy se ponen al candil
en el santo oficio de la memoria
caminan ya sin el miedo filoso
ni la encía cortante
esos .. los hijos que pariste
herederos de los cuatro vientos
y el corazón caliente

quiero abrazarte bajo las uvas dulces
y voy
con pie ligero
sobre la niebla del cabo lejanía

© Jorge Paolantonio

15 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Bellísimo, nostálgico y doloroso poema, amigo.

Un abrazo,

Alicia Márquez

20.3.11  
Anonymous Anónimo said...

"quiero abrazarte sobre las uvas dulces" cuanta ternura encierra este poema...
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

20.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Un poema con la firmeza de estilo y la mágica ternura que sólo vos podés darle. Gracias, Jorge, por tanta belleza junta.

Jorge Luis Estrella

20.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Ah, este es un poema con peso, un poema de peso muerto y fantástico como cada uno de los maravillosos textos con que nos llenás el alma amigo, te abrazo.

Lily Chavez

21.3.11  
Anonymous Silvia said...

Un poema profundo y que llega a conmover el alma. Gracias, Jorge!
Silvia

21.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Jorge
Un poema que entra en el corazón de la mano de tu estilo cadencioso y sonoro.
Sabio, profundamente espiritual, memorioso y lleno de dulce reconocimiento.
Logras, dentro de un impecable manejo, conmover las fibras más escondidas de la sensibilidad.
Susana Giraudo

21.3.11  
Anonymous milagros rodriguez said...

Maravilloso tu poema jorge!!!

21.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Gracias por todo lo bueno que encuentran en mi mensaje:
fue una carta real a mi hermana, a quien creí haber perdido [cosa que le decía en la "primera carta", otro poema en otro libro.]
JORGE PAOLANTONIO

21.3.11  
Blogger claudia tejeda said...

Bellísimo, Jorge...ya lo había leído y vuelve a maravillarme.
Un abrazo

23.3.11  
Blogger Liliana Varela said...

woww que poemón Jorge; mis felicitaciones!!

23.3.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema mágico. Admirable!!.

24.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Querido Jorge

Llega este poema como un arpón certero.

Un beso
Patricia Díaz Bialet

25.3.11  
Anonymous betty badaui said...

Tan seguro, tan tierno y conmovedor.
Un gran abrazo
Betty

25.3.11  
Blogger Ricardo Juan Benítez said...

Jorge ¡Que belleza! Sentir tan cercano a ese cabo lejanía y su sendero de brumas.

29.3.11  
Anonymous Anónimo said...

JOrge , el amor que nunca se olvida ,ese que lo dio todo a cambio de nada
un abrazo
maria elena tolosa

30.3.11  

Publicar un comentario

<< Home