22.6.11

Poema de Daniela De Angelis


Sedimentos

Se desnacen
las perras huérfanas
esquinadas en la piel pueblerina que maldigo
rabiosas andrajan la sangre sometida
de mis muertos
mientras una última piedad
se astilla
desde la mutación oblicua de mi boca,
ascendiente cavadura troncal.
Se exorcizan
los ulcerados silencios, ablación de la palabra,
su combustión hastial.

-Imagen, Sandra Flood- (Enviada por la autora del poema)
© Daniela De Angelis

5 Comments:

Anonymous betty badaui said...

Me golpeó este bello poema, la imagen tiene algo especial que acompaña muy bien, gracias por compartirlo, un abrazo
Betty

23.6.11  
Anonymous Anónimo said...

Mientras una última piedad se astilla,tiene mucha fuerza el poema, felicitaciones.

Lily Chavez

23.6.11  
Blogger Marina Centeno said...

Excelente, de una fuerza que se sostiene en todo lo largo del poema... bello!
Saludos.

24.6.11  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Muy bueno!
con un lenguaje bien personal :)

24.6.11  
Blogger Nerina Thomas said...

Piedad!!
qué maravilla-
Abrazo

25.6.11  

Publicar un comentario

<< Home