11.7.10

Poema de Ricardo Juan Benítez


Ecos en la noche

En la noche infinita
resuenan ciertos ecos
de voces pasadas,
de voces presentes.
Son extraños susurros
a través de pasillos
de habitaciones umbrías.
Son quejidos lejanos
de historias desdichadas
inevitablemente, cercanas.
Son crujidos del alma
o quizá, juegos ilusorios
de mentes aturdidas.

Yo me incorporo de sus almas,
ya no escucho.


© Ricardo Juan Benítez

14 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ricardo:
Intenso y profundo poema.
Final liberador.
Bravo!!!


De dònde es la imàgen?
Tere Vaccaro.

11.7.10  
Blogger ALICIA CORA said...

Ricardo, un poema muy hermoso, que nos marca la noche de las pesadillas. Me gustó enormemente, un beso enorme de Alicia Cora.

11.7.10  
Anonymous Anónimo said...

ricardo esos fantasmas son pesadillas , no debemos desecharlas si somos nosotros transformados
un abrazo

maria elena tolosa

11.7.10  
Anonymous Anónimo said...

ese renacer, dejando atgrás las amarguras y desdichas, para aferrarse a la esperanza o a la alegría.¡muy bueno!
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

11.7.10  
Blogger Alberto Peyrano said...

Esos crujidos del alma, tan oscuros e imborrables...
Un abrazo, Alberto

11.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Querer dejar atrás, y ese ya no escucho que suele ser tan necesario. Un abrazo Ricardo.

Lily Chavez

11.7.10  
Anonymous Anónimo said...

La noche y sus misterios proyectadas en tu hermoso poema, Ricardo.
Para leer, leer y releer y luego pensar, pensar y repensar.
Aplausos y un gran abrazo
María Rosa León

13.7.10  
Anonymous Anónimo said...

A veces las pesadillas
nos dicen tanto
aquello que no queremos saber
pero descifrarlo suele servir
buen poema !!!
desde graciela abrazo

13.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Ricardo:
Un gran poema. Esos grujidos del alma se oyen hasta en las esquinas más frías.
Saludos, Camilo

14.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Ricardo, qué experiencia fuerte..me conmovió tu poema...a veces hay que indagar que nos traen las pesadillas, a veces simplemente, no escuchar más....el llanto de tantos otros...un beso grandote, María Chapp

14.7.10  
Blogger Eduardo said...

Ricardo
gracias por llevarme de la mano por esa noche silenciosa y llena de ecos. Tus palabras conjuran las sombras, las iluminan. Muy bello. Eduardo Chaves

15.7.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Excelente poema Ricardo. Un abrazo.

16.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Unppoema que emociona. Un poema que evoca al pasado y sus voces. Muy bueno!

Amalia M. Abaria

17.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Ricardo:
las voces y los ecos,los sueños, el misterio y esa decisión de no querer escuchar más que nos libera de las pesadillas.Hermoso poema.
Abrazos
Rosa Lía

18.7.10  

Publicar un comentario

<< Home