6.10.10

Poema de Claudia Tejeda


Dulce que no es

Ámbar,
la luz enfrascada sobre la mesa,
cuando mi madre reproducía conservas
y los hilos de naranja en la jalea
parecían serpentinas prorrogadas.
Una vigilia de pan en rebanadas
anticipaba un festejo en la saliva,
y la cuchara aún caliente
embestía al alma
con un sabor que se llenó de ausencia.

Me duele el delantal floreado
la receta escrita en los sentidos
el ademán de domesticar la fruta
en un anillo de azúcar sin tu pulso.
y esta mermelada que no se te parece
........... en tanto gusto a desamparo.

© Claudia Tejeda

19 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Nostálgico y conmovedor.

Bellísimo.

Un abrazo,

Alicia Márquez

6.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia: hermosa evocación de algo eterno, y un caminito dulce de gran extrañeza!
Un cariño enorme.
Mirna Celis.

6.10.10  
Blogger Mariasilvia said...

"la cuchara aun caliente embestía el alma"...
Ojalá mis hijos, y sus hijos, conserven dentro de sí la receta de mis dulces escrita en sus sentidos!

6.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia,
Conmovedora letra, felicitaciones
un abrazo
Elisa Dejistani

6.10.10  
Anonymous Anónimo said...

envolvente en su dulzura, tu poema,claudia, me ha devuelto aromas y recuerdos. gracias por su belleza. susana zazzetti.

6.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Que bello Claudia...dulce como el recuerdo a pesar de lo amargo.

Un beso grande

Mariana

7.10.10  
Blogger José Manuel said...

Melancólico agridulce, bello poema.

José Manuel Solá
[Isla de Puerto Rico]

7.10.10  
Blogger Daniela De Angelis said...

De tristeza dominguera, de cotidianeidad entrañable, de aromas perdidos que se recuperan en las fronteras de la vigilia, en el nombre de Aquellos que nos poblaron la infancia... Gracias, Claudia, por la nostalgia y sus tentáculos azules... Bello!!!!! Mi Abrazo!

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Cuánto dolor y regocijo en las recetas que quedan en el alma!, un trabajo excelente Claudia,parido con palabras mayores...
Te felicito, un gran abrazo

Marta Lía Brossa

7.10.10  
Blogger diana poblet said...

A veces digo que me duele en el dulce de tomates y nadie comprende, ahora, aún sin conocerte, podría decírtelo y las dos comprenderíamos.
Con mi abrazo.
d.

7.10.10  
Blogger Eduardo said...

Claudia
como siempre, tu poema me toca el corazón y despierta emociones que se quedan sonando en sus latidos. Este recuerdo de infancia y su mirada presente es de una gran belleza y emotivo como pocos.
Un abrazo. Eduardo Chaves

7.10.10  
Blogger Cristina Ramb said...

Un poema para saborear desde la nostalgia, untar en esos panes cuyo sabor no vuelve a repetirse pero guarda su receta para siempre en el recuerdo del amor. Bellísimo Claudia, me ha emocionado.

7.10.10  
Anonymous betty badaui said...

Claudia, me enterneció el poema por la descripción precisa, dulce y nostalgiosa. La palabra como el dulce tiene que estar bien trabajada y con el punto justo, ¡logrado!.
La imagen es tentadora
Un gran abrazo
Betty

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo tu poema, Claudia. Y ese final con tanto gusto a desamparo...
Aplausos, besos y bises
María Rosa León

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

¡destrozas mocosa, destrozas! duele a pesar de su belleza... enorme texto, gracias claudia
un beso enorme
francisco

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Querida Claudia, tu poema tiene el dulzor de la vida. Es mágico!.

8.10.10  
Blogger Fabiana said...

Dulcemente triste y tierno este poema, Caludia !!! Una belleza, gracias. Fabiana León

15.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Claudia, una joyita enfrascada en envase de nostalgia y dulzura.
Me gustó mucho, mucho.
Cariños
Juany Rojas

19.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Dulcemente dulce. Lleno de amor y de recuerdos. Precioso, Claudia, precioso. Un besote

Molly Bic

28.10.10  

Publicar un comentario

<< Home