22.11.06

Poema de Pablo Daniel Ovin


Dios

No hay origen del cual decir
De allí vengo.
De allí ven
imos todos.
Sin de dónde.

No habrá razón para mí
Yo, la falsa existencia.
Nada existe para nada.
Sin por qué.

Hay rincones secretos en la mente
Que no observan motivos.

No tenemos fecha de nacimiento
Ni de caducidad.
Tiempo para el tiempo.
Sin cuándo.

No proponemos ni disponemos
Sin caminos.
No nos sigan a la nada.
Sin cómo.

Hay instantes detenidos en la eternidad
Que no conocen su germen.

Sin real deidad.

© Pablo Daniel Ovin

1 Comments:

Blogger Gus... said...

Buen poema Pablo donde la escencia del ser, compleja e imprecisa, deja tantas ventanas abiertas...

Muy bueno!!!

Un abrazo Gus.

22.11.06  

Publicar un comentario

<< Home