28.2.07

Poema de Ana Emilia Lahitte


MEDUSAS

Todo pasado
es un tatuaje ileso.

Una espectral cabeza de medusa
que nadie rapará.


© Ana Emilia Lahitte

Carta de Daniel Grad



CARTAS - CCCLXIII. (incluído en TRíPTICO - XIII / SEPTIEMBRE - 2002)


........................ Vino a mí una mujer con e­l prado en las manos.


... Ella iba de cuencos azules posados en la ruta.

... Atrás quedaban las cuchillas de una ciudad a opuestas orillas del río (azul el agua, azul la sed).

... Se tambaleaba acompasadamente con esa idea de abandonar las toscas, las playas, atlántidas perdidas por ancestros indios.

... Iba -también en caravana- (azul como tatuaje en sus caderas) buscando volver al permiso de las rocas, a los aires de la edad que todavía la domina.

... Iba azul (como poema).


.... P.D.: "Cosecharás tempestades" me decía.



© Daniel Grad

Poema de Isabel Krisch


13

el ejercicio consiste en
inhalar oxígeno puro
sin estridencias
no permitir la inflamación
de los pulmones
hasta que duela
—no hace falta—
es indispensable el goce
la convulsión
que provoca el paso
del aire
por los inhibidos conductos
retener
y exhalar
regular el ritmo

y evitar la asfixia

©Isabel Krisch

Poema de Pedro Valle


MI LIBRO

Lo escribo con el calendario de los árboles
y con los pasos de salvajes inocencias
y con un canto primigenio hecho de semillas y miel
Tiene hojas donde un río cabalga mis andares
y ortografías inventadas en la palabra amor
Tiene entierros madurando nuevos sueños
y lluvias que reclinan en mi sangre sus ventanas
Inconcluso de silencios risas y luciérnagas
lo abro a la vida y de la cintura de los días
nacen versos como pájaros

© Pedro Valle

Poema de Marcelo Luna



BARRACAS IN THE RAIN.


Triste, por detrás de la avenida titila
a nivel de la vereda el neón
mojado por la lluvia.
Abre los párpados la madrugada
en llanto de verano,
solo yo, pasajero de la niebla,
alcohol y cigarrillo
camina la turbia calle Montes de Oca.

Presagio a estudio de Sol
y Do menor, casi una letanía.

Vapor de alcantarilla en la baldosa,
un tosco silbido alerta mis sentidos, alguien viene...
No estoy solo en el preludio del día,
una sombra apura el paso, sonrie...

Oscar Petersen chasquea las teclas
de un piano
en "Sunday Morning".

© Marcelo Luna

Poema de Graciela Zolezzi Faure


CON LA PIEL

blando y tibio a mi lado
diciendo con la piel
todas las palabras
por esos caminos puñaladas
en la pampa callada
tu cabeza en mi hombro
caricias apenas esbozadas
mientras salta la sangre
en roce palpitante
gritando en el silencio
las palabras mi amor
esas palabras

©Graciela Zolezzi Faure

27.2.07

Poema de Yolí Fidanza


CANTO NOCTURNO


En el frágil silencio de la noche el corazón
golpea como el mar, escucho un eco.
Una voz llama hecha grito primero
alborada de ola , plañido de mujer.

Es hembra la pantera del sueño, la aurora
que se acerca y la muerte que acecha
y siendo el verbo rey,
nada puede ordenar sin la voz y la palabra
así como el amor nada es sin la caricia.

Brújula o faro, al sexo que dibuja mi cadera
y es luz y sombra en mi pupila , canto

Celebro a las que ovillan desvelos en la ausencia
y van tejiendo abrigo mientras destejen sueños.
A las que dan a luz a la orilla de un río
A las que con sus manos cortan el cordón de la vida
y en aguas rosadas por su sangre bañan al hijo.
Y en esta categoría de las madres canto
a las que lloraron sobre una nota de consuelo
a las que nunca podrán cubrir con llanto unos despojos
y a la madre del poeta y a la del Crucificado

Se hace orgullo mi voz si nombro a las Gabrielas de América
a las Teresas de España a Juana Inés la monja precursora.

Se hace plegaria si sigo por calles de Calcuta.
a la misericordia que acoge la agonía
Y puede ser mi canto de seda y de tibieza
para ofrecerlo a las que engarzan angustia
como piedra preciosa en sus entrañas
y aunque yazcan solitarias son fecundas;
le prestan manos al muñón, ojos al ciego.
Día a día remiendan el paño cotidiano
urden la trama gris, le bordan abalorios
y a cambio de las rosas que nunca le enviaron
en su jardín cerrado, la ternura cultivan

¡Ah se disipa la noche y aún canto a la elegante sencillez de la ola,
a la frescura de la fuente, a la femenina curva de la vida!

…………………………………. 8 de marzo Día Mundial de la Mujer

©Yolí Fidanza
Foto: Gustavo Tisocco (Jardín Botánico)

Poema de Claudio Portiglia


Canción XIV

Crece amargo el limón y en él encierra
su amarillo frutal y decisivo
como un torreón de luz que a canto vivo
desvela los pesares de la tierra

Concede al sol permiso mientras yerra
con su gentil andar casi lascivo
y duerme su virtud ya redivivo
vertido en el cristal que lo destierra

Se derrama se nutre se previene
con su acritud de tanto afeite malo
Es un dije un cañón una silueta

Su corazón no late pero tiene
la dulzura nonata del regalo
que se agita en las venas de un poeta.


© Claudio Portiglia

Poema de Pablo Mora


La reina (The queen)


finalmente
el amor
se hace cercano

se escapa
corre
va
regresa
vuelve

nos hala
como niños


© pablo mora
Foto: Gustavo Tisocco (Jardín Botánico)

Poema de César Carbache Mora


AYER LA LLUVIA
era un mar agitado
......................amoroso
...........................desesperado

hoy Gladis Alicia
tiene los ojos limpios
libres
como girasoles
………….
como soles
……………..
como el mar


Bárbara Michelle
sueña con el mar
el mar le deja sus sueños
sus ojos son un sueño de mar
el mar de sus ojos sonríe
ríe
contempla
la gota de sol que cae al mar
los inviernos con sol
son caricias con rezos
pensamientos que florecen

palmeras del tiempo


Gladis Alicia y Bárbara Michelle

dos poemas de agua y de sol.

© César Arturo Carbache Mora

Foto. Gustavo Tisocco (Mar del Plata)

Poema de Rosa María Sobrón


El Retrato

Salta de la tela.

Se sonríe

Mira a un lado y al otro.


Examina los libros y la mesa.

Un brillo verdemiel

hiere mi rostro

con un beso de espuma.


Me observa sin fatiga.


Audífonos queridos

.................... -tal vez para escucharme-.


Me adormezco en su voz.


Cuando mis manos

intentan la caricia,

ha regresado hasta su tela:

su domicilio fiel que me acompaña.


© Rosa María Sobrón
FOTO: Gustavo Tisocco "Jardín Botánico"

Poema de Silsh (Silvia Spinazzola)


SUTURA



Escondida

detrás de un alfiler

devana los recuerdos.


Se escapa suave

el níquel de sus ojos.


Desenhebra quietud

en un enredo de domingo

y cae

por las paredes del dedal

su frío contrariado.


Brusca locura

retroceder al bies

cuando la toman por sorpresa.


Sutura de la tarde

que ciñe

puntillosa

al nudo en donde asoman

sus hilachas.


© Silsh

(Silvia Spinazzola)

Poema de Carlos Kuraiem


4

Yo también he de contarme

una historia triste
para mi solito

una historia
la del pobre muchacho
enamorado
…………… que copian
las telenovelas
agarrado
con uñas y dientes
a esta barra
como me ves

un poco pensante
balbuceando
con el dedo en alto
a lo prócer
borracho

te sigo contando
una historia

© Carlos Kuraiem
De “La canción del borracho”


Poema de Lidia Rocha


el viaje en que nos vimos
ojo a ojo veníamos de nada
de estar de otro adentro y otro
como metidos en los propios huesos
y quemándonos
de demasiado.
El cielo te dañaba la pupila
cerrado el párpado al daño de la tarde
que no se entera
y yo veía el alma silenciosa
viajar hacia tus ojos y mirarme
y hacer canción del día

© Lidia Rocha

25.2.07

Poema de Graciela Maturo


..................a Marta Zamarripa

Otras aguas me vienen a los ojos.
Son las aguas violentas del Paraná,
fuertes, verdes de selva, cargadas de resinas,

aguas que arrastran troncos, rojas flores,
bestias dormidas, coronas, osamentas,
astros caídos.


© Graciela Maturo


Poemas de Alejandro Drewes


MICROPOEMAS



Un ínfimo beso de luz nos traspasa,
tan suave y entonces, la tierra
descansa.




Gotas de agua en el verde vientre
primordial de unas hojas, gotas...




En la nave mayor del silencio,
ver de pronto un destello de alas diminutas.




Entre el deseo y la prisa,
nuestra exacta lucha breve, salvaje.




Tan sólo el reflejo de luna en el agua
-ojo de aguja por donde pasa rauda la noche-.

© Alejandro Drewes

Poema de Daniel Chirom


Para mi hija Magdalena

No creas no
en la palabra que se da por compromiso,
es inútil intentar la aventura de la vida
si no surge de tu corazón.
No reniegues no
de tu tibia inexperiencia,
la inocencia es lo único que te sostiene en las tormentas.
No inquieras no
sin fundamento a la noche,
ella sólo tiene respuestas para los desesperados.
No escuches no
a las descascaradas voces
que temen lo desconocido,
tú búsqueda es la esencia de lo que eres.
No digas no
a la vida,
ella es la única que tiene derecho a negarse.
Eres el día y la noche,
el sol y la luna
y todo lo que te sucede le sucede al universo.
Eres el prisma a través del cual resucitan los muertos.

© Daniel Chirom

Poema de Lucía Serrano


VIERNES ANDALUZ

Cedo mis derechos y evito preocuparme por cualquier mensaje externo.
Amor, pagaron por todas mis lágrimas, una suma exagerada diez minutos
antes de tu muerte.
Sumisa y sin libertad, acepto que también mueren los inmortales.
Cárcel donde ni el oro brilla.
Miedo frente al final mudo.
Vuelas recién nacido, tiempo donde nada sufre lo imposible.
Ya pasó amor el futuro entre nosotros.
Hoy, hasta el verso pierde valor.
Mis ansias se evaporaron en el aire tibio de la primavera.
Primitivas notas danzan a mi alrededor y detienen la partida de tu
cuerpo alado en mi mirada.
Todos los sueños fueron ciegos frente a tu muerte.
Este viernes, no iré a buscarte.
Mañana la humanidad entera será para el poeta, un atrevimiento andaluz.
A partir de ahí, nuestros encuentros estarán acordados y el lugar,serálejano
.

© Lucía Serrano

Poema de Lidia Cristina Carrizo


PALABRAS

Para que tus palabras
vuelvan a tener peso
tendrás que vivir mas años,
tendrás que sufrir más penas,
tendrás que romper más sueños,
tendrás que sentir el raro embeleso
marchando en tus venas y escribir
más versos, sabiendo que todos
los tiempos son como el incienso.

Dibujo en el aire, sonido del viento
rompiendo el silencio de una tarde
suave, piedras que se caen
en arroyo seco, música de
nada simplemente ...ecos!

© Lidia Carrizo

Poema de Fernando Trejo


Naranjero

Cien por treinta y cinco naranjas al hombro
en las esquinas
Revientan el adoquín a cascarazos
todas las lenguas de la avenida

……… Y fluye
…………
gota
……………
a
………………
gota
……………………
la sangre del muchacho
……………………
en dos monedas de a cinco

© Fernado Trejo

Poema de Gabriela Delgado


Último vuelo

Siento nostalgia de alas.
Se ha roto el cristal del hechizo.
Una extraña cuerda enhebra un ancla.
Marchitas plumas sin viento.

Un perfume a mar que se aleja,
brújula al abismo.
Una bandada de náufragos
sentencia mis huesos al olvido.

Me impulsa el imán de la sangre.
Vano intento.
Migra la bruma y los sueños.
Se vuelve arena, mi cuerpo quebrado.

© Gabriela Delgado
Del poemario AguaLuna

Poema de Nilda Barba


ni las sienes son remanso
rígidas
las sostienen tenazas

como la mandíbula
que mastica

tampoco las comisuras
dejan de gritar
las líneas
oficiosas de máscaras
y de ojos

no traicionan la queja
de los huesos
en harapos
perduran

nadie recuerda
por qué
el Guernica y por qué
Picasso

Nilda Barba
© De “El Cordón”

Poema de Guadalupe Wernicke




mi padre podría suplantar al del cajón
pero murió otro
hay que dotar de nuevos poderes a las flores
hay que repetir nuestra insignificancia

vivimos espacios similares
él, sus mujeres
yo y los estallidos de cada guerra
entre el complejo y el culto

leí ese viernes un libro, bailé desprevenida
la imagen de un ciego buscándome
los cuerpos como pinturas abstractas
poca luz

pero en algunos entierros cantan, ríen
y a su vez hay niños que se comprometen
nunca vi tantos regalos para una boda
hace falta uno menos para la posibilidad de uno más

o son las ilusiones que preferimos

© Guadalupe Wernicke

23.2.07

Poema de Beatriz Schaefer Peña



El guardián

..............Génesis-Cap.IV


Y el corazón
……………. pesado de odio
cayó en el otro corazón.
Era una piedra roja que golpeaba
…………....................... y golpeaba
el pecho del hermano.
……………....... Derramado silencio
corría por la herida
como un río que fluye
…………...... en aguas de otros ríos.
La luz se hizo martirio
y no hubo más ofrendas.

………………........ Todo fue sombra
desde el remordimiento.


© Beatriz Schaefer Peña, del libro
“El fuego y los vestigios”

Poema de Pablo Javier Resa



Propósitos


Cuál será el especial propósito de esta lluvia
echando mano a la calle

Acaso los ríos
que corren junto a los cordones
sean las venas abiertas de la tarde
Y ese perro en la lluvia
acaso sea una parte de mí
bebiendo de la zanja o de la sangre
esa parte de mí
que camina un paso atrás de la mirada
olfateando los interrogantes
cada duda y su correspondiente esquina

O acaso no pase de ser una simple lluvia
con su tarde y su perro sin modales
y esta manía de buscarte
recorriéndote el cuerpo de la ausencia

© Pablo Javier Resa

Poema de Marian Muiños


Savia de Chi

En la macroeconomía del universo
¿quién atiende el fluir de nuestra savia?

Cada estío, otoño y cada invierno
somos árboles:
madreporitas de tierra firme,
arraigados a la madrevieja placentaria,
intentando resurgir de entre recuerdos.
Nuestro ser mortal y mendicante,
pide y exige la eterna primavera
pero el cosmos dispone otros menúes:
hojas mustias
y una hiedra
que nos crece por el tronco lentamente,
en simbiosis
o vampirismo
según sea el origen de su cepa.
La raíz y la tierra se hacen uno
en abrazo inmortal de las moléculas.
Y ese árbol latente e infinito
se resume en energía concentrada
en eterno retorno hacia la Esfera.

© MARIAN MUIÑOS

Prosa de Martha Goldín



Las hojas de los árboles a veces temblaban como gotas. A veces eran gotas que corrían por sus ojos. Me gustaría encontrar aquella calle, pensaba. Y no eran gotas solamente.Ya relámpagos corrían por el rostro porque la calle que ella buscaba quedaba lejos . No se trataba de espacio sino de tiempo y el tiempo la contaminaba.
Me gustaría encontrar aquella calle, pensaba.

© Martha Goldín

Poema de Oscar Wong


DELIRIO EL QUE CALCINA

De pasión te estremeces moribunda.
EFRÉN REBOLLEDO


Rumor de sol.
Límpidos surcos en la fronda,
cascada ardiente sobre los párpados del día.
Mientras te espero la soledad asoma,
pende la ansiedad como una rama.
Cuando te aproximas mi corazón fulgura,
estalla en la pupila.
Delirio el que calcina eres.
Bienvenida.

© Oscar Wong
(Fragmento del poema)

Poema de Ramón Fanelli

desparramado
en pocas huellas
amontonado contra las tetas
arde el niño
con su boca bravía,
pez de anzuelo
¡ánsia!

apretado contra el verano
de la naturaleza.

© Ramón Fanelli
del libro "Entrejuegos"