3.2.08

Poema de José Antonio Cedrón


Los habitantes del cerro de Macuto
venden pescado fresco de espaldas a la costa.
Hábiles con el filo, separan las escamas
ya no ven hacia el mar de las riquezas.
Las gaviotas se agitan, sobrevuelan la presa
que aún respira.
Aquí hay cerveza helada en abundancia
tabaco, ron, collares de Taiwan, leche en polvo
de Holanda, turistas que recorren
como la quinta piel de las Antillas
que alimentó corsarios
dio a beber y morder, agua, mango, palmeras,
muchachas reflotadas de barcos encallados
que ofrecen su belleza a un excesivo ritmo
en los 40 grados a la sombra.
Los espacios grisados son los conquistadores
que creyeron perder, por las llamas del sol,
el rumbo de Indias.
Me veo caminando en el paisaje
que retienen tus ojos.
Las gaviotas volvieron, el reinado no cesa.
En cuartos arenosos dormimos nuestra piel
humedecida.
Olemos a arroz blanco y cuero de tambores
dejando que los sueños enterraran sus manos
en castillos de arena.

© José Cedrón

7 Comments:

Blogger Gustavo Tisocco said...

Se siente la desdicha el desdén detrás del bello paisaje.
Un abrazo Gus.

3.2.08  
Anonymous Anónimo said...

Es muy difícil lograr que el hombre sea paisaje, va más allá de la bella descripción. Felicitaciones. Muy logrado. Además, el ritmo, nada tiene que envidiarle el legendario ritmo mulato del Caribe. Gracias.
Alicia Perrig

3.2.08  
Anonymous Anónimo said...

José: Tu poema es una bellísima pintura de un paisaje que evoca con nostalgia días pasados.
Un gusto leerte.
María Rosa León

4.2.08  
Blogger LIDIA CRISTINA said...

FRESCO Y HERMOSO PAISAJE
DONDE TODO SUCEDE!

HERMOSO! MI APRECIO!
LIDIA CARRIZO

7.2.08  
Anonymous Anónimo said...

POETA GUSTAVO: los poemas de Cedrón que he conocido por tu selección no tienen desperdicio, excelentes, gracias
Mirtha E. Randini

16.2.08  
Blogger Alberto Peyrano said...

José Antonio: Lograste llevarme hasta esa playa a través de la música que emana de tus versos. Hermoso el paisaje, hermosa la evocación, hermoso el corazón rendido a la belleza y al insoslayable recuerdo!
Un abrazo, amigo:
Alberto

29.2.08  
Anonymous Anónimo said...

aguda sensibilidad en situaciones poco frecuentes para encontrar palabras. excelente la obra de cedrón. patricia rojas (córdoba)

1.7.08  

Publicar un comentario

<< Home