20.2.10

Poema de Marita Ragozza


EL ESPEJO Y YO

La mirada alucina frente al espejo
imágenes ..... fichas de dominó
en moldes improvisados,
temblor .............. arena movediza
maniquí de huesos
en camino de roer espacio - tiempo
habitarlos sin soledad.

............................... Yo espejo noche
(un ángel calienta el té
para la indigestión de pensamiento)
.......................... Yo espejo noche
.......................... inversión desde el ombligo
.......................... hasta el corazón.

.......................... Yo espejo noche
.......................... ahogados
...................................... en jaula infinita.

© MARÍA ELOISA RAGOZZA

29 Comments:

Blogger Pere Bessó said...

Interesante,Marita, cómo retomas el tratamiento de la identidad a través de la convención del espejo. Recargas de lirismo la trilogía yo--espejo--noche reuelto en esa metáfora de la soledad del individuo frente a la jaula infinita del universo.
Ficha de dominó: entre la blanca blanca y el seis doble, la caja de limonadas.
Enhorabuena.
Un abrazo.
Pere

20.2.10  
Blogger Songo said...

Poema de alta densidad, me gusta el discurso poético de María Eloisa.
Saludos

20.2.10  
Blogger galáctica said...

Marita: en tu poema la idea del ser en el mundo está filtrada en el misterio del espejo, en un embrujo lírico y a veces desgarrador.Toda la vida a través del espejo. Sos como una Alicia que viaja por el espejo de la noche.Saludos Irene Marks

20.2.10  
Blogger Rolando Revagliatti said...

De "El espejo y yo" se me da por sustraer este poema antológico:




"Yo espejo noche
ahogados
en jaula infinita."




Todo mi afecto, Marita, mientras perdura mi humor de perros debido al sostenido trajín al que me someten los enormes cortes de electricidad en mi tercermundista barrio de Flores.



R.
r.

20.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Coincido con Irene, Marita. Lo primero que me vino a la mente cuando leí tu poema fue Alicia del otro lado del espejo y esa duda identidad / espejismo / realidad / fantasía.
¡Muy bien logrado el clima!
Aplausos y besos
María Rosa León

21.2.10  
Anonymous Anónimo said...

aparte del yo-espejo, está el yo-tiempo, muy bien logrado
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

21.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita,yo simplemente lo disfruté....eso, y mirá los maestros que han opinado!!
Un abrazo.

Lily Chavez

21.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita,yo simplemente lo disfruté....eso, y mirá los maestros que han opinado!!
Un abrazo.

Lily Chavez

21.2.10  
Anonymous Anónimo said...

el espejo y su complejidad^ infinita como la de la jaula que toma por asalto el final del poema^^^un pensamiento que se indigesta y un ángel que calienta el té^^^ lo verdaderamente infinito está en la imaginación y así no los muestra la poeta^^^
búhamente^^^
m.e.

23.2.10  
Blogger Fabiana said...

Interesante indagación sobre la identidad y el paso del tiempo. Preciosos los tres versos finales, Marita. Abrazos y felicitaciones.

23.2.10  
Blogger deliteraturayalgomas-2 said...

El espejo y la hondura del sentimiento, es un tema para disfrutar.
Un gran abrazo
Betty

24.2.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

El espejo con sus oscuridades y certezas , esas que trasmite tu poema .Bello gracias Leonor

24.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Marita: maestría la tuya para darle a este poema ese oceánico misterio que poseen los espejos.
Maravilloso!!
Un inmenso abrazo, Hermosa Mujer.
Mirna Celis.

24.2.10  
Blogger DarkPoet said...

Espejo-identidad par complejo, la inevitable mirada subjetiva de la imagen especular..finalmente esa imagen recluida en esa carcel infinita.
Poiesis compleja que nos deja viéndonos al espejo.

mi abrazo Marita.
aldo.-

24.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Marita:
Gran poema sobre esa identudad misteriosa que nos devuelve el espejo.
Uan abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

24.2.10  
Anonymous Anónimo said...

hermoso poema
conmuve
logra esa imágen que se pierde en cada uno de nuestros espejos.
con cariño
victoria servidio

24.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita, Un poema filosófico de alta densidad; el yo en la identidad del ser.
Muy bien es muy curioso.
Saludos, Camilo

25.2.10  
Blogger Myrtha Milella said...

Hermoso poema, ese espejo que nos devuelve lo que muchas veces no queroms ver.
besos myrtha

25.2.10  
Blogger Myrtha Milella said...

Hermoso poema, ese espejo que nos devuelve lo que muchas veces no queroms ver.
besos myrtha

25.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita, tantas sensaciones que nos puede provocar el vernos en un espejo...y sí en tu poema transita la vida, a través de bellas y profundas imágenes.
Mi abrazo, desde Chile, Juany Rojas

25.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Siempre el espejo en el insomnio. La noche espeja, desarma y rearma. Y somos.
Grande Lucecita.
Abrazos
Alicia Perrig

25.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita: me fascinó tu texto no sólo por lo que dice sino también por cómo está escrito. Las palabras sorprenden y las imágenes son profundas, agudas. Hasta la diagramación subyuga. Un verdadero placer. Gracias.
Un fuerte abrazo.

Jorge Luis Estrella

25.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Espejar la noche, viajar desde el ombligo hasta el corazón mientras un ángel ayuda a disolver tanto pensamiento
inútil....encontrarse en la intemperie que devuelve el espejo...Marita, qué poema!!!!!!!Aplausos!!!! Besos, María Chapp

25.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita: me fascinó tu texto no sólo por lo que dice sino también por cómo está escrito. Las palabras sorprenden y las imágenes son profundas, agudas. Hasta la diagramación subyuga. Un verdadero placer. Gracias.
Un fuerte abrazo.

Jorge Luis Estrella

25.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Marita, me quedé con la imagen del "ángel que calienta el té para indigestión del pensamiento",¡preciosísima imagen! Y SERÁ el ángel poesía que nos da de beber vida digerida en palabras que sanan. Un poema que espeja la noche y el día de nuestra propia esencia. Muy hermoso y te mando un abrazo.María Paula Mones Ruiz

26.2.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Brillante la poeta!! el espejo y ella!!
un cariño

27.2.10  
Anonymous Anónimo said...

marita los espejos son fascinantes a veces pero a veces son crueles y nos introducen en una realidad que no quisieramos que fuera bello

un abrazo

maria elena tolosa

1.3.10  
Blogger Eduardo said...

Marita
has caído en el encanto de los espejos para contribuir a esta enorme fascinación que ejercen sobre los poetas. Tu texto es un reflejo maravilloso de un viaje mágico e inquietante, como lo que nos producen los espejos cada vez que los miramos. Eduardo Chaves

5.3.10  
Blogger Alberto Peyrano said...

El espejo es un misterio Marita, tanto que siempre aparece frente a mi, a veces en un frío cristal y otras en una mirada o en un anónimo caminante. Siempre me sirve, para encontrarme o desencontrarme y a veces también para darme cuenta que nunca estamos solos ni alejados de nosotros mismos.
Gracias por tus palabras en mi poema.
Un abrazo, Alberto

16.3.10  

Publicar un comentario

<< Home