4.4.10

Poema de Mariano Shifman


SPINOZA OBJECIÓN A BERKELEY

Sobre tibios pilares de cemento
bajo el sol encantado de septiembre
un casal cumple el rito de la especie.

Lo contemplo sin ánimo idealista,
mi visión no construye seres nuevos:
las palomas existen por sí mismas.

Cuando el tiempo convierta el celo en crías;
cuando tiemblen las ramas con el brío
y mis ojos lejanos nada vean,
no habrá de verlas Dios para que sean

Dios es el celo, el huevo y el nido.

© Mariano Shifman

6 Comments:

Blogger fanny said...

Poema como un árbol Alto, dando frutos a la inteligencia.


Sensiblemente, fanny

4.4.10  
Blogger galáctica said...

Un poema en el que vas a la esencia "el celo, el huevo, el nido" , o sea la energía que nace, contrapuesta a la energía que anda , que somos los hombres. Excelente Irene Marks

5.4.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Poema bello!Muy bello!!
un cariño

6.4.10  
Blogger Eduardo said...

Mariano
honda filosofía en tus palabras, la metáfora que persiste desde todo el texto es realmente grandiosa. Felicitaciones.
Eduardo Chaves

6.4.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy bueno tu poema como hermosos los que leíste en el Encuentro del Sábado en RAÍCES,
gracias por compartirlos! un abrazo,
Montse Bertrán

10.4.10  
Blogger Amalia said...

Hermoso poema!. Me encantó el modo en que, desde la sutileza del casal,vas enhebrando ese misticismo que te habita. Muy bello!. Amalia

26.4.10  

Publicar un comentario

<< Home