28.5.10

Poema de César Cantoni


Epílogo para un viaje de vacaciones

No eras mi tipo, como se dice,
pero, de haber podido, te hubiera regalado
los jardines colgantes de Babilonia,
aquella noche, en la desolación
de un parador de ómnibus, en medio de la ruta,
mientras esperábamos rehacer la marcha
que nos devolvería a La Plata
y el verano se apagaba sin gloria.

© César Cantoni

8 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Parece ser una historia de amor sin futuro, que pudo ser distinta...
¡Muy bueno, César!
Felicitaciones y un abrazo grande
María Rosa León

28.5.10  
Blogger fgiucich said...

Una noche inolvidable!!! Abrazos.

28.5.10  
Anonymous Anónimo said...

César:
Me parece que el verano se encendía...No le regalamos a cualquiera los Jardines de Babilonia!
Me gustó tu poema.
Un abrazo , Montse Bertrán

28.5.10  
Blogger Silvia Loustau said...

Tu poema me trajo recuerdos aquel tiempo,cuando en estudiaba en La Plata y crecián Utopias.
afectuosamente,


Silvia Loustau

28.5.10  
Blogger Maria Sanguesa said...

Buen poema sobre esta autopista que es la vida y el encuentro de dos soledades, sin futuro, antes de llegar al punto de destino. Un abrazo.

30.5.10  
Anonymous Anónimo said...

me encantó el objetivismo del tema tratado con simpleza en un tono desolado. y que nombres tu ciudad. susana zazzetti.

1.6.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Muy bueno!! Muy buen poema!! un cariño

1.6.10  
Anonymous Anónimo said...

césar un poema que a mi por lo menos me vuelve al pasado a mi juventud son echos reales llenos de buena poesía

cariños

maria elena tolosa

1.6.10  

Publicar un comentario

<< Home