9.5.10

Poema de Jorge Boccanera


Junco con el turbante desmañado y fruta
...en el penacho.
La Palmera,
faro del bamboleo,
bengala de cabeza reflejada en el río.

Su cabeza de pólvora ¿en qué piensa?
Arde viajando en su quietud.
Cuenta un naufragio en catedrales de hojas.
Calla una historia entre un temblor y un sueño.

Hay un niño que piensa construirla,
amarrando una estrella al extremo de un palo.

© Jorge Boccanera

13 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Excelente poema, Jorge. Una imaginación que vuela y esa paradoja : "arde viajando en su quietud". Todo es impecable y el final, logradísimo.

Saludos de
Amalia Mercedes Abaria

9.5.10  
Anonymous Jeniffer Moore said...

Maravilloso texto. Vivo entre palmeras y las oigo cantar al viento. Tu poema es una pintura magnífica.
Un gran placer leerte.
Saludos .
Jeniffer

10.5.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Yo leo JUNTO.

Ya te lo dije, Palma real es excelente, estuve en la presentación, no tuvo desperdicioo!!

Saludossssss

10.5.10  
Blogger Adriana said...

Hermoso poema. Me encantó el remate, poético y conmovedor. Un beso. Adriana Maggio

10.5.10  
Anonymous Milagros Rodríguez said...

un niño y solo un niño puede amarrar esa estrella que hará brillar tu poema

10.5.10  
Anonymous Anónimo said...

"arde viajando en su quietud"
me quedo con eso
Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

11.5.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Muy bueno, tu poema, Jorge!
Y ese niño, capaz de amarrar una estrella al extremo de un palo, seguramente es un poeta.
Aplausos y un gran abrazo
María Rosa León

11.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Ideal ilustración, maravillosa diría para acompañar este poema tuyo Jorge, que como siempre nos complace y deleita.

Lily Chavez

11.5.10  
Anonymous Anamaría Mayol said...

Me imaginé el espacio de este poemazo Un abrazo Anamaría

14.5.10  
Blogger Songo said...

Gran música y tremendas imágenes, Jorge.
Un deleite, leerte

EGT

14.5.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Siempre está tu niño presente. Como tu poema con asistencia perfecta.
Un abrazoooooooooooooo

27.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Jorge ¡Qué bonito! Es un derroche de imagenes pintadas con un pincel alerta y fresco, como el de un hombre que no deja que el niño se aleje de sus circustancias , más allá de todo...
Susana Giraudo

28.5.10  
Blogger Carlos said...

una belleza de poema!!

28.5.10  

Publicar un comentario

<< Home