21.5.10

Poema de María Sangüesa


NAIPES DE CRISTAL

Esta mano secreta de la vida
vamos jugando con naipes de cristal.

Dobles parejas tienes en tus manos,
trío de reyes se esconde entre las mías.

Voy a dejarte dos sobre la mesa,
apuesto fuerte, voy por escalera,
si tengo suerte, escalera de color.

Le das la espalda al sol, cubre tu sombra
la jugada de póker en mis manos.
Y el sol de la ventana te delata.

El rayo que traspasa la vidriera
en tus cartas derrama transparencias.

Yo sólo juego mirando hacia la luz,
aunque sea en la taberna de este puerto.

Y allá, en jarcias y en velas se refleje,
desde tu mástil, la sombra de una cruz.

© María Sangüesa

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡Qué bello juego de imágenes de luces y de sombras proyectadas, María!
Un poema para la antología.
Aplausos y un beso grande
María Rosa León

21.5.10  
Blogger Eduardo said...

María
me encantó este poema con la sutileza de la metáfora sobre el azar, igual que con las cartas, la vida. Felicitaciones.
Eduardo Chaves

23.5.10  
Blogger Maria Sanguesa said...

Muchas gracias por tus palabras, Mª Rosa. Tu sensibilidad, siempre hace que tu opinión poética sea importante para mí. Un abrazo.

30.5.10  
Blogger Maria Sanguesa said...

Muchas gracias, Eduardo, por llegar a la esencia del poema. Un abrazo.

30.5.10  

Publicar un comentario

<< Home