2.6.10

Poema de Luis Alberto Ambroggio


LOS ÁNGELES CASADOS

Dios dijo:
“intercambien los anillos”
y desde entonces vistieron
en sus manos níveas
argollas de oro,
rejas, recuerdos, rosario
ríos enredados
de impulsos y lágrimas.

Aros de oro
en sus dedos blancos,
cárceles exquisitas
en sus ojos los años;
en los años la esfera
absoluto milagro.

A la eternidad llevan
círculos que irradian
el misterio gracioso
de un voto
en promesas cerradas.

Dios por fin les dijo
que se den un beso,
y con pasión de barro,
dejaron de ser ángeles.


© Luis Alberto Ambroggio

8 Comments:

Anonymous Anónimo said...

La idea me resultó de lo más original. El anillo aún forma parte de lo absolutamente espiritual pero el beso ya es otra cosa. Bello e inteligente poema. Gracias.

Jorge Luis estrella

2.6.10  
Blogger Songo said...

Poesía exquisita, luminosa, musical-
Saludos poeta!

2.6.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Muy bueno, Luis!
Original y sutil visión del amor.
Felicitaciones y un abrazo
María Rosa León

2.6.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Un canto al verdadero amor. Un abrazo

3.6.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Muy bueno, Sí, barro puro!!

Besosssssss

4.6.10  
Anonymous Anónimo said...

Me encantó!!
Casi mágico este poema,bello.
Aplauso.
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

4.6.10  
Blogger fanny said...

Un beso por la tentación, la tentación de asumirme como su poema.
Un beso dulce como es su poema y que me exilien del mundo si quieren.

5.6.10  
Anonymous Anónimo said...

Un poema inteligente, original, sugerente, de fina cadencia y un cierre que sorprende. Gracias por compartirlo. Liliana Lapadula

30.6.10  

Publicar un comentario

<< Home