3.8.10

Poema de Eduardo Chaves


EL AYER

Todo fue luz entonces.
Sin motivo ni asombro
tus ojos se mojaban en la gruta del alba
y tus párpados breves eran copia de un cielo
donde escrito con nubes se leía mi nombre.
........ Después vino la nieve.
Los presagios cayeron
como frutos al golpe del hacha o la tormenta
la canción se hizo sombra de un eco de mortajas
y en una hora lenta, como un lobo al acecho,
el silencio afilaba su garra innumerable.

El ayer desconoce los límites del cielo
escapa a la ceniza del infiel calendario
y no existe ritual o sacrificio
que lo traiga a este mundo donde permanecemos.
Con los ojos abiertos miramos el pasado
ese pequeño espacio para el rencor y el fuego
..... donde el recuerdo es sólo una palabra
que subleva el espacio de una magia sin dueño.
El olvido se queda callado en algún sitio
se detiene y resguarda el necesario espejo
reniega de la luz mientras día por día
vamos cambiando eternamente otros
.... siempre en el punto donde nada es cierto
diluidos y amables entre nombres nuevos
donde con una sonrisa nos miramos a veces
... sin saber
.......... que hemos muerto.

© Eduardo Chaves

24 Comments:

Anonymous Sonia Quevedo said...

Eduardo:
Perfecta descripción de lo que fue, de lo cierto e incierto, del calor y el frío; de la nada.

Impactante.

3.8.10  
Blogger Carlos said...

Me gusto mucho este poema, Abrazo grande poeta!

4.8.10  
Blogger Alejandro Cabrol said...

Muy bien logrado Eduardo! Abrazo y suerte

4.8.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Una magnifica demostración de tu calidad poética. Un gran saludo.

5.8.10  
Anonymous Anónimo said...

yo lo hubiese dicho ,pero lohas hecho tu ¡magnifico¡
un abrazo

maria elena tolosa

6.8.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Un vacío logra este poema donde lo que fue y no es golpea.

besos
Elisabet

6.8.10  
Blogger ALICIA CORA said...

Sin lugar a dudas un hermoso poema, ..."tus ojos se mojaban en la gruta del alba"... es una figura totalmente lograda. Felicitaciones, un beso de Alicia Cora

7.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Que ilustración impactante para tan sugestivo poema, Bravo a los dos: editor y poeta.
Doble abrazo
Betty Badaui

7.8.10  
Anonymous Anónimo said...

hermoso texto, un poema de tensión bajo la piel! me encantó esta parte de uno de sus versos: "en el punto donde nada es cierto"
eso me abre una nueva herida para bucear
un abrazo enorme, poeta!!!
francisco

8.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Eduardo:
Eres un poetazo. Has ecrito un hermoso y bello poema.
Se mueve entre lo sugestivo, entre lo contradictorio, la seguridad y la incertidumbre, la luz y la nieve, lo que fue y lo que es.
Magnífico.
Saludos, Camilo

8.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Un placer leerlo. Tiene todo, dice todo. Con gran calidad reflejas el ayer.Impecable.
Saludo cordial estimado Eduardo.

Cristian Gentile

8.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Eduardo: me gustó mucho este poema, contundente y sostenido por luminosos lirismos. ...y un final excelente.
Gracias por compartirlo. Liliana Lapadula

9.8.10  
Anonymous silvialoustau said...

Un entramado entre poesía y filosfia.Y al llerlo le vas descuvriendo cierta musicalidad-
Cordialmente

9.8.10  
Blogger fanny said...

Querido Eduardo, tu poema que suena, porque donde va el río de imagenes purificadoras, tu poema suena; porque donde Heráclito dijo, tu poema que pasa y pasa y volverá a pasar por esos sonidos que nso recuperan.
Eduardo, tu poema suena, a refugio y la duda; la cicatriz en el olvido, tu poema suena con tu voz hecha al viaje del país de los que ensoñamos soñamos por un mundo mejor.

Sensiblemente, Fanny

10.8.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

"Todo fue luz entonces" ese resabio del pasado que podemos arrebatarlo al olvido , esa chíspa que brilla todavía como una gota de rocío ...qué bello poema Eduardo , y nos trae como un ave la memoria de tantos momentos vividos ..¿recuerdas aquellos del Caldero , en Obispo Trejo al 900? Un abrazo mi querido gran poeta Leonor

13.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Querido Eduardo: con la profundidad que te caracteriza, te arrojás en estas palabras en un vuelo abismal, pero aún así tu voz planea en un sutil equilibrio.
¡¡¡¡¡Muy bueno!!!!!
Un enorme cariño.
Mirna Celis.

17.8.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Un poema maravilloso, de esos que nos deja lleno de belleza y nos hace pensar :)
Muy bueno Eduardo!

21.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Tan bueno Eduardo!
Me dejó un olor a dolor
esas descripciones y metáforas que dicen tanto!!!

desde graciela abrazo

24.8.10  
Anonymous Anónimo said...

que final! enorme, me encantó
saludo

Shirley V

25.8.10  
Anonymous Anónimo said...

increible poema, me senti identificada en tu decir poeta
felicitaciones, saludos
patricia corrales

25.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Hay mucho más que "el ayer" en este poema, está el hombre y su eterno darse vueltas en esta irrefutable verdad que es el paso del tiempo, pero también hay cierto desencanto, cierto abatimiento...y más. Ricas imágenes que se degranan armónicamente.
Un abrazo,
Juany Rojas

26.8.10  
Blogger Cristina Ramb said...

Tu lenguaje, tus imágenes, y el juego del pasado y el olvido maravilosamente dicho. Un abrazo

26.8.10  
Blogger Maria Sanguesa said...

Excelente poema sobre lo irrecuperable del tiempo y la ley de la impermanencia a la que todos estamos sujetos. Final impactante y rotundo. Un abrazo.

27.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Eduardo: excelente poema sobre la vida misma, sus realidades e irrealidades, las luces del ayer, los sueños que ya no, el desencanto, poema sostenido con gran sabiduría, un abrazo, María Chapp

1.9.10  

Publicar un comentario

<< Home