1.8.10

Poema de María Elena Tolosa


La puntilla

Destejía la puntilla
de la abuela,
creo haberle preguntado
por qué lo hacía
respondió que era algo viejo
y no servía para nada
además ella necesitaba hilo.
en unos momentos
acabó con mis sueños
solo quedó
un ovillo inútil
que jamás se usaría
destruyó algo
que amábamos mucho
tantas veces imaginé ala abuela
con el crochet, sentada
en su silla baja
dando forma a las flores blancas
solíamos decir la pondríamos
en un mantelito
un ramillete que el tiempo conservó
una ilusión hecha pedazos
esas flores tenían perfume
y aun muertas persiste

© María Elena Tolosa

11 Comments:

Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
La magia de la evocación. Muy bello Maria. Un abrazo.

1.8.10  
Blogger Avesdelcielo said...

La nostalgia de la puntilla que tejía la abuela. También es el tejido que tiene materia y orificios, como la vida.
A mí, el perfume del poema también me quedó.
MARITA RAGOZZA

2.8.10  
Blogger Eduardo said...

María Elena
un bello recuerdo, todas las abuelas nos han dejado esas imágenes de labor, de aromas y de cuentos. Cada recuerdo vale por sí mismo y es un trozo de la vida. Eduardo Chaves

4.8.10  
Blogger Marcela said...

"y aún muertas pesiste"
esas flores...esa ilusión que nunca envejece en nuestra percepción...

5.8.10  
Anonymous Anónimo said...

gracias alos que han comentado mi poema

maria elena tolosa

6.8.10  
Anonymous Anónimo said...

M.Elena
Cuando leía tu poema, se me mezclaban los versos con la imagen de mi abuela...en su silla baja, tejiendo.Siempre conmueve el recuerdo de ellas.
Gracias por llevarme a ese recuerdo
Un cariño
Alicia Borgogno

8.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Para leerlo y sentirlo. Para cerrar los ojos, y volverlo a sentir.
Muy hermoso María Elena.
saludo grande
Cristian Gentile

10.8.10  
Anonymous Anónimo said...

María Elena, la nostalgia del crochet y de esos hilos que tejieron flores en nuestras vidas, la nostalgia de esa abuela, que aún cuando hayan borrado su puntilla, aún está presente pues sus flores todavía perfuman tu entorno, y tanto, que incluso llegaron hasta mi casa.
Un besito,
Juany Rojas

24.8.10  
Anonymous Anónimo said...

y unido a la imágen rediviva de la "nonna", ese despertar la nostalgia que logra todo buen poema. Felicitaciones María Elena.
Un abrazo

Elisa Dejistani

25.8.10  
Blogger Marcelo Luna said...

Una Penélope anciana tejiendo flores de su juventud...
Bella imàgen...
Besos
Marce.

26.8.10  
Anonymous Anónimo said...

a veces el desencanto surge de tal manera que una simple acción nos llena el alma^ pero el hombre gana siempre una lección que también puede hacerse poesía^^^
buhamante^^^
m.e.

28.8.10  

Publicar un comentario

<< Home