10.9.10

Poema de Fabiana León



Jugando en el alero de casa
Justo al frente del campo
Agarro un palito
Le pongo caca de gallina
Y quiero convencer a mi amigo
Es dulce de leche,
Le digo con los ojos abiertos
Más grande, con los mismos ojos
Traté de convencerme
De que la vida era dulce.

© Fabiana León

20 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Querida Fabiana, con pretendida inocencia nos ofreces esta poesía casi desnuda, casi confesional, casi dulce... como la vida, como algunas mentiras piadosas que uno termina por creer necesarias... como la vida.
Excelente! Te quiero mucho.
Susana Giraudo

10.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Guau, guau, me encantó...es como dice Susana una inocencia que no es tal, que duele, que confiesa, que grita con palabras mansas. Y la foto, un acierto total. Bravo Gus también.

Un beso.

Lily Chavez

10.9.10  
Anonymous Anónimo said...

fabi, un regalo de la vida compartir con vos y escucharte decir tus poemas. éste, especialmente, me conmueve con una inocencia con visos de tierna maldad, propia de esa edad. bellísimo, en superlativo. susana zazzetti.

10.9.10  
Blogger Eduardo said...

Fabiana
en este poema has dejado un paisaje melancólico de un momento de la vida que para todos es inolvidable, aquellos días cuando todo parecía hermoso y sin mancha. Bello y muy emotivo. Eduardo Chaves

11.9.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Ay, Fabiana , siempre recurres a la infancia, esa edad en que la inocencia todo lo puede.
Me fascinó el poema.
MARITA RAGOZZA

11.9.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Qué linda analogía. Me gustó mucho.
Un abrazo.

11.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Fabiana, vuelvo a felicitarte por estos poemas que entrelazan la inocencia con la vida y su realidad compuesta de tantos sabores.
Un abrazo,
Juany Rojas

11.9.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Una manera diferente de decir, como cuando eramos niños. Me remontó a esos años.
un abrazo

11.9.10  
Anonymous Sonia Quevedo said...

Fabiana:
Se aprieta el pecho al recorrer las letras mientras la imaginación vuela en el tiempo. De un lado el dolor y la realidad del otro, pienso.

Excelente fotografía y enorme poema.

12.9.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Volver a los decires de la infancia para ajustarlos a la vida. !muy bueno!

Besossss

12.9.10  
Blogger Pere Bessó said...

Querida amiga:
Alguien te lo ha apuntado, confesional.
Yo guardo una experiencia parecida de los tiempos de la inocencia.

Ahora sabemos, sin embargo, que aunque parezca seca esta mierda de vida si la meneas más de lo necesario con el palito de marras (que dejó de ser varita mágica) huele, inmensamente huele.

Que de la anécdota haya surgido reflexión y poema es de felicitar por tal hallazgo.
Prodigio de dulce de leche, cuando ya no hay época heroica.
Felicidades.
Pere

12.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Fabiana con muy pocas letras has descripto un hondo desengaño que te maltrata como ser humano y te exalta como poeta.
Quisiera saber de dónde saca Gustavo la imagen perfecta...
Alda Salzarulo

13.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Excelente poema Fabiana, tan bueno como doloroso.

Un abrazo

Carmen Amato

13.9.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Muy bueno en esto del auto convencimiento del no-engaño

abrazos
Elisabet

14.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Fabi: Decís cómo tenías lo ojos pero no si convenciste a tu amigo o te convenciste. Me encantó tu texto porque es inteligente al máximo. Gracias.
Magistral la imagen que ilustra.

Jorge Luis Estrella

14.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Inocente maldad de la infancia, que por lo tanto no es tal. Lo grave es cuando alguien olvida que su maldad ya no es inocente. Entonces, es adulto.
Dulce poema del niño que todos tenemos dentro del corazón.
Celina

14.9.10  
Blogger Jeniffer Moore said...

Será que los niños tienen la virtud de ver sin prejuicios... qué poema, Fabiana! Es contundente. La imagen seleccionada también es muy reveladora. Felicitaciones por ambos.
Un fuerte abrazo.
Jeniffer

14.9.10  
Blogger Fabiana said...

Muchas gracias a todos por las ammorosas palabras. Estos poemas de la infancia pertenecen a "Nena", una parte del libro "Para nombrar eso" que se completa con "poder" (algunos publicados ya) y "Tarosías". Abrazos a todos y en especial a Gus,tan generoso!!

21.9.10  
Blogger fanny said...

Un paso de pato y una cagada, un paso y, un paso y, un paso ..y?
Parra leggar a tu poema y tomar conciencia de que la vida, Ay de la vida, mi querida y admirada Fabiana.

Sensiblemente, fanny

22.9.10  
Blogger fanny said...

Ah! como la cagada de pato, un paso y, un paso y un paso...Y?

Para llegar a tu poema que nos da aire para tomar conciencia.

Gracias mi admirada

22.9.10  

Publicar un comentario

<< Home