7.10.10

Poema de Eduardo Chaves


CUERPO

Este cóncavo amigo que cobija
mis largas pesadillas y canciones,
el que comparte la mínima dolencia,
el hastío, la sed, la bruma del insomnio,
el que recorre para mí la vida
y me cuenta secretos y dulzuras,
un día, abandonado al aire de la nada,
me dejará sin su presencia diaria,
sin su guerra y su paz, sin su armonía,
sin esta habitación en la que siento el alma
este techo, esta luz, esta guitarra.
Hemos andado juntos desde un día sin memoria,
aceptamos el rumbo del destino y salimos a ser
.. a buscar la razón de tanto miedo
sin otra magnitud que la esperanza
sin otra condición que el desconcierto.
Nos quisimos a veces
....... compañero fatal e irremediable
hubo castigos, resplandor, pecados y milagros,
el amor fue un abismo y el placer una herida
que adelantaba el pacto de la desolación y el ansia,
conocimos fatigas, el ardor, la ausencia de cordura,
el sueño heroico, la lucha desigual, el salto y la caída.
Todo lo mío es suyo
recorre mi camino obediente y sincero,
su sangre me construye, me define, me avala,
pero el espejo que muestra la sombra de mi anhelo
se irá detrás del tiempo cerrando las ventanas,
será niebla, tierra limpia, una eterna distancia,
y el amigo
refugio del asombro, silencioso escudero,
descansará de mí
igual que en la ceniza descansa, al fin, el fuego.


© Eduardo Chaves

27 Comments:

Blogger Avesdelcielo said...

El cuerpo tomara otro rumbo pero el fuego y el amor que dimos y recibimos continuará en la eternidad.
Un poema que subyuga por las imágenes. Felcitaciones.
MARITA RAGOZZA

7.10.10  
Blogger Ana Carmona said...

Bellas imágenes y grandes verdades...te felicito...Any

7.10.10  
Blogger José Manuel said...

Magistral, Eduardo, ¡magistral! Y no digo más por no romper la magia...

José Manuel Solá
[Puerto Rico]

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

eduardo esa realidad de la que es imposibli escapar,bien manifestada en tu poema , felicitaciones querido amigo

maria elena tolosa

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Felicitaciones, me gustó muchooooo
este poema, Eduardo
Un cariño

Alicia Borgogno

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Bravo Eduardo
buenas metáforas
desde graciela abrazo

7.10.10  
Blogger ALICIA CORA said...

Hermoso poema, nos deja reflexionando sobre lo efímero de nuestro paso por esta vida y con él aprendemos a valorar el verdadero sentido que le debemos dar al transitarla. Felicitaciones Eduardo, un beso de Alicia Cora.

7.10.10  
Blogger Cristina Ramb said...

"Igual que en la ceniza descansa, al fin, el fuego" Maravilloso poema Edu, esas imágenes. Pero es sólo ceniza, el calor de ese fuego sigue eterno en cada cosa que alumbró. Un abrazo.

7.10.10  
Blogger Mariano said...

Tal como dijo el poeta José Manuel Solá: "magia" es la palabra clave del poema. Sos un magnífico artesano de metáforas, Eduardo.
Te felicito y te mando un abrazo.

Mariano Shifman

7.10.10  
Blogger claudia tejeda said...

Abrazo al alma y al cuerpo que te avala, a la sangre que te define, a la mano que escribe este magnífico poema...
Eduardo, mis respetos...

7.10.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Eduardo, un amigo a quien muchas veces maltratamos; muy bueno!!!

7.10.10  
Anonymous Sonia Quevedo said...

Eduardo:
Sigo las palabras silenciosamente, estática, congelando la respiración hasta el final del poema y encuentro:
A la soledad y el frío aferrados a la razón y la esperanza; al mismo dolor entre los miedos, a los castigos y abismos; a la misma sangre compartida; y al cerrarse la ventana, enfrento a la nada y al asombro irrumpiendo en el espacio. Cae lento el abrigo de su percha des-habitado al fin por el espíritu, “compañero fatal e irremediable,” para flotar sin tiempo en el espacio abierto.

Maravilloso poema cargado de imágenes y sentimientos. Es enorme.

Le abrazo:
Sonia

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Qué maravilla de imágenes y sentidos, Eduardo!
Aplausos, bises y un gran abrazo
María Rosa León

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Qué maravilla de imágenes y sentidos, Eduardo!
Aplausos, bises y un gran abrazo
María Rosa León

7.10.10  
Anonymous betty badaui said...

Comentario cortito para imagen y poema colosales.
Eduardo y Gus, felicitaciones.
Abrazos
Betty

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

¿¡cómo voy a comentarte, si me dejaste sin palabras ni aire ni aliento!? ¡subyugabte, una perla para la historia!
un beso y abrazo enorme!!!!!!!!!
francisco

7.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Caro Eduardo,
con frecuencia he pensado en el cuerpo, como la casa que nos contiene, un territorio transitado por el espíritu que lo anima. Me sentí identificada con este precioso poema. Muy bueno.
Un abrazo

Elisa Dejistani

8.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Querido Eduardo: un poema que se siente en las entrañas. Una alabanza a ese cuerpo que es el nido de nuestra alma... y ese final que pega fuerte a la razón.
Maravilloso, como siempre!
Un beso enorme.
Mirna Celis.

8.10.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Un poema monumental, Eduardo. Un abrazo.

8.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué hermosura tu homenaje a este vehículo, santuario de carne, tu poema es de una sabiduría y una exquisitez impresionantes!!!! gracias querido amigo!! María Chapp

8.10.10  
Blogger Adriana said...

Bellísimo texto, elegante y poético, atravesado de amor. Su lectura es un oasis, en medio de la agresividad y la violencia de los tiempos. Muchas gracias. Adriana maggio

9.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Edu:

Eres un maestro; tu texto es una hemosura.
El amor, puesto que es un rayito de Dios, que "Charitas est", perdura siempre; el amor es eterno.
Camilo

10.10.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Muy buen poema, imagen y sentimiento.
besos
Elisabet

10.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Hola Eduardo, que buen canto al templo que nos cobija. Por mis convicciones reflexioné sobre otros templos.. en cuánta ceniza dejamos atras antes del último fuego.

Gracias mil por tu texto.

Andrea

10.10.10  
Anonymous Anónimo said...

...Y que no se apague el fuego, Eduardo!
Un poema para trascender la muerte,
gracias por compartirlo, un abrazo, Montse Bertrán

12.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Eduardo: Imposible bajarse de esas palabras. Un gusto. Me pareció genial. Mi humilde y sincera felicitación. Y aceptamos el rumbo del destino...
Saludos y éxitos
Cristian Jesús Gentile

15.10.10  
Anonymous Emmanuel said...

Que ritmo el poema, que contundente! Gracias por este poema Eduardo!

20.10.10  

Publicar un comentario

<< Home