1.10.10

Poema de Eduardo Espósito



Acerca de la sensación ilusoria de que el tiempo se detiene cuando te enamorás a primera vista (MRUA)

Un hombre decide
pasear por las cornisas
de una ciudad impiadosa
No es el hombre araña
Su condición de héroe
ha caído en desuso
entre sus hijos
Es más bien
el regusto seco de la muerte
lo que lo acerca
al vuelo de la vida
Al frío refilón de los asombros

Una mujer parte
a una aventura similar
en el revés del edificio
No calza un batitraje nocturnal
pero es hora de mostrarles
que se puede
Es acaso la danza de la vida
con su doblez de náusea
lo que la acerca
al gusto dulce de la muerte
Un acre repudio
a todo tedio

Él: elegante sport
Ella: de mini
Se encuentran dos segundos
en el aire
Se gustan de una
Se desean
No alcanzan a tocarse

Mala suerte.

© Eduardo Espósito

12 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡Ay, qué lástima, Eduardo! Yo pensé que estaban "hechos el uno para el otro".
Muy ingeniosamente bello tu poema.
Aplausos y un gran abrazo
María Rosa León

1.10.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Encantador poema. Esos encuentros se producen como chispas en el aire. Una forma de poetizar muy original.
MARITA RAGOZZA

2.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Bello poema, como siempre a esto nos tenes acostumbrados pero quiero rescatar la foto, impresionante que seguramente aportó Gus. Un abrazo.

Lily Chavez

3.10.10  
Anonymous galáctica said...

El grito de la soledad y la desesperación que se hubieran redimido con el toque de una mano amiga, el dolor de tantos que se suicidan porque no han pedido ayuda y nadie ha creído en ellos. Este poema acerca del suicidio y la indiferencia es un alegato contra la alienación de las grandes ciudades, donde los que hubieran podido amarse no llegan a conocerse. Dolorosísimo y excelente Irene Marks

4.10.10  
Blogger Mónica Angelino said...

!maestro!

Saludossssssss

6.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué cierto, qué triste a la vez, y qué bello ! Pero ese minuto, ese segundo, quedará para siempre en el recuerdo, ¿no es verdad?
Muy bueno, Eduardo !
Celina

7.10.10  
Blogger Ana Carmona said...

Belleza inigualable la de tus palabras...me encantó!...bersos...Any

11.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Dos antihéroes, con sus disfraces y máscaras para el desafío que es sólo intento y nada más....
Fantasías, utopías y la necesidad del encuentro real que no se materializa, salvo en el imaginario de este hombre y esta mujer.
Eduardo: tu poema me pareció maravilloso, original. Ese toque tan particular, de finísima ironía: "él de elegante sport, ella de mini".
Un sugestivo mensaje respecto de las imposibilidades que distancian a los géneros.
Te felicito! Liliana Lapadula

13.10.10  
Blogger julia del prado morales said...

Originalidad, fina fantasía en el encuentro de dos en huída, o en visión. Abrazos desde Lima, Julia

15.10.10  
Blogger Anamaria Mayol said...

Me encantó tu poema Muy bien logrado el texto con versos con personalidad propia Bravo Un abrazo ....grandote.. Anamaría Mayol

16.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Un poema singular, una instantánea triste del amor a primera vista entre dos seres que eligieron la huída. Pero al menos ese instante suena a regalo, envuelto en la también rara cadencia con la que has escrito tu poema.
Me gustó, Eduardo. Saludos.
PILAR ROMANO

20.10.10  
Blogger Alejandra Leonor Parra said...

Eduardo, sabés que me encanta como escribís... hermoso poema que nos deja con las ganas...
besos

29.10.10  

Publicar un comentario

<< Home