19.11.10

Poema de Alejandro Schmidt


A los valientes

ramas verdes que corté del aire

mi canción
y mi acaso
son estos tumbos de ceniza

despertar sin mí
íntimo extraño
como animal de oro
en pasto tenebroso

y aún es

vida que perdí
cabello de pájaros
la sed

algo

silencio

prisa del corazón
hay ángeles arrodillados en la sombra

en la tierra o el sueño

el árbol da su pan

a los valientes.


© Alejandro Schmidt

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

ÚNICAMENTE LA POESÍA, QUERIDO ALEJANDRO, DÁ COLOR A NUESTROS DÍAS Y SE VUELVE EL ÚNICO ALIMENTO IMPRESCINDIBLE EN ESTA INSTANCIA. ABRAZO AFECTUOSO, ALFREDO LEMON

19.11.10  
Blogger Ana Carmona said...

Excelente poema que sin duda masrca el camino...besos...Any

19.11.10  
Anonymous Anónimo said...

"hay ángeles arrodillados en la sombra"¡que bueno eso!
saludos
Anahí Duzevich Bezoz

19.11.10  
Anonymous Anónimo said...

En la tierra o el sueño
dar el pan...
para que los poetas lo tomemos!
Hermoso poema Alejandro,
Un abrazo, Montse Bertrán

20.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué bello.
Gracias
Alicia Perrig

20.11.10  
Blogger Songo said...

Un ritmo único en estos versos, cerca de la música y de la visión.

20.11.10  

Publicar un comentario

<< Home