2.11.10

Poema de María Elena Tolosa


Pañuelos de seda

Vende pañuelos de seda
en la calurosa tarde,
sus ojos son un espejo oscuro
con reflejos azules

.... ¡por favor, por favor
........ quédatelos!

Sigo el paso apurado
de los demás
la veo perdida en la multitud,
su voz es opaca,
su mirada irradia el sol
de la ciudad desconocida,
el vientre prominente
anuncia una pronta
maternidad,
los pañuelos siguen
flotando en el aire húmedo
mis ojos sudan
......... una lágrima

© María Elena Tolosa

15 Comments:

Blogger Liliana said...

Que viva la poesía. Qué viva la sensibilidad de los poetas que no convierten jamás los hechos dolorosos en hechos habituales y cotidianos.

2.11.10  
Anonymous Anónimo said...

El dolor propio ante el dolor de los demás. Tu mirada, María Elena, irradia un sol con lágrimas en los ojos. Es cierto, ¡que viva esta poesía!.

Jorge Luis Estrella

3.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Tu poema me conmovió hasta "sudar una lágrima", María Elena.
Aplausos, bises y besos
María Rosa León

3.11.10  
Anonymous Anónimo said...

imposible permanecer imperturbable ante este poema. gracias maria elena por esas palabras que me permiten sentir. susana zazzetti.

3.11.10  
Blogger LIDIA CARRIZO said...

MARIA ELENA QUERIDA MÍA POR TODOS LOS BARRIOS VEMOS A DIARIO ESTA POSTAL UNA BELLA MIRADA HACIA LA SOLIDARIDAD
HASTA SUDAR UNA LÁGRIMA UNA BELLA METÁFORA ME ENCANTÓ GRACIAS POR TU ALMA TAN BELLA.
LIDIACC.

3.11.10  
Anonymous Milagros Rodríguez said...

Tan así es Liliana, tan así de triste, la realidad que nos circunda

3.11.10  
Blogger Eduardo said...

María Elena
como siempre ,tu mirada de poeta alcanza a los seres silenciosos que tanto andan por la vida frente a nuestros ojos que nunca los ven. Pero tu voz los identifica, los nombra y les da identidad. Gracias. Eduardo Chaves

4.11.10  
Blogger Mónica Angelino said...

la triste realidad que grita la poesía. !muy bueno!

Besosssssss

4.11.10  
Blogger diana poblet said...

Flotan los pañuelos de nuestra indiferencia y nuestros ojos se conmueven en tu palabra. Ojalá la recordemos en la próxima esquina.
Con mi abrazo.
d.

5.11.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Maria Elena: conmovedor tu poema. Un abrazo.

5.11.10  
Anonymous Anónimo said...

gracias a todos amigos queridos , estos omenterios aumentas mis deseos de seguir con ustedes
un abrazo grande

maria elena tolosa

5.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida María Elena: sensibilidad absoluta para captar una realidad tan angustiante. La seda de esos pañuelos no consuelan sus ojos...
Elocuente!!!
Un beso enorme.
Mirna Celis.

6.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Cara María Elena,
una emocionada ternura transmiten estos versos,transitados por la esperanza de una nueva vida-
Te felicito, hermoso poema.
un abrazo

Elisa Dejistani

7.11.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Esta deuda que tenemos y tanto duele.

abrazos
Elisabet

9.11.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Un poeta jamás deja de advertir el sentir del otro.
Ese detalle, lo hace bello. Al poeta y a sus versos.
Felicitaciones!!
"Gus": qué imágen amigo!!Adecuada, perfecta, como siempre.
Los anrazo a ambos.

11.11.10  

Publicar un comentario

<< Home