2.11.10

Poema de Raúl Feroglio


Agua 10

...............(a Elvio Florentin)


“Debe ser fresco el pecho de la tierra”
pensaba Pajarito y calmaba
sus manos pequeñas en el chorro del molino.

Hermanos y primos
enhebrados al verano
esperaban el líquido sueño de la siesta.

Baldes y deseos
acarreaban a la cocina ansiosa
lo que en un rato
y por virtud de magia y madre
sería
un guiso milagroso
acariciando el hambre.

Afuera
el arroyo
en mayoría de edad y de torrentes
era tobogán y calle
emocionado remolino, turbulencia
de circulares vértigos
Siempre
una rama nos salva en la corriente
Casi siempre.

© Raúl Feroglio

13 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Raùl, hermosa sinfonìa del agua, su ritmo, su caudal, su sonido va en continuo crecimiento. Perfecta composiciòn, gracias !!

Claudia

2.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Una hermosa postal del lugar mágico de la infancia.
Felicitaciones, Raúl y un gran abrazo
María Rosa León

3.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Raúl,cuando un poema está dedicado viene con una carga de emoción que el poema me transmitió desde los primeros versos. Gracias.

Lily Chavez

4.11.10  
Blogger diana poblet said...

Me impactaron tus tres últimos versos, será que amo a los árboles, será que también creo en la gente árbol que nos salva de nuestros propios naufragios.
Con mi abrazo.
d.

5.11.10  
Blogger claudia tejeda said...

me gusta, Raúl, sobretodo esa rama
que siempre nos salva...
Besos

5.11.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Raúl se siente el sueño siestero, el agua del arroyo y la vida que se disfruta aún con turbulencias, qué gusto tan grande leerte, va un abrazo
Betty

5.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Bello y emotivo cuadro de infancia.
Los juegos simples, creativos , tan frescos como un balde de agua a la hora de la siesta.
La nostalgia de un tiempo preciado e imborrable....y esa rama, esa rama para trepar a los sueños, que tantas veces nos salvó.......
Hermoso poema. Un abrazo. Liliana

9.11.10  
Anonymous Emmanuel said...

Cuando un recuerdo toca a la poesía, la misma salva al torrente de la memoria, como una rama en la corriente. Buen poema!

10.11.10  
Blogger Daniela De Angelis said...

Será que la orfandad nos pertenece porque hay Aquellos que Nos salvan... Un poema rabiosamente agitado en su esplendor: un estallido. Gracias, Raúl, por tanto Goce!

10.11.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Cuánta carga emocional encierra tu poema!! Una maravilla!!
un placer leerte.
un abrazo

11.11.10  
Anonymous Anónimo said...

hERMOSO POEMAS,ME REMITE A LA SIESTAS DE NUESTRA NIÑEZ,Y ESTOY DE ACUERDO QUE SIEMPRE HAY UNA RAMA QUE NOS SALVA
un ABRAZO

22.11.10  
Anonymous Anónimo said...

El amor y la desolacion en el final,es duro, pero es fundamental que se pueda expresar,me gusta tambien el ultimo verso
Marite

22.11.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Muy bueno, Raúl, y me encantó el final.
Un abrazo.

22.11.10  

Publicar un comentario

<< Home