5.11.10

Poema de Silvia Rodríguez Ares


Destino

¿Amará
la piedra
su destino?

El silencio

oscuro

la dureza

de ese frío
inmóvil

la forma

regular
de su latido
imperceptible
que
se agitará
-tal vez-
cuando
el sol
la queme
y la lluvia
de verano
le bese
la piel.

© Silvia Rodríguez Ares

11 Comments:

Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Excelente poema, Silvia. Un abrazo.

5.11.10  
Anonymous Anónimo said...

Precioso poema y conmovedor.
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

5.11.10  
Anonymous Silvia said...

Gracias, David! Un abrazo

5.11.10  
Anonymous Anónimo said...

No tengo ni idea si amará la piedra su destino pero sí sé que amo este poema.
Un abrazo, Silvia.

Jorge Luis Estrella

6.11.10  
Anonymous Milagros Rodríguez said...

Si late, ama...pero no lo cuenta, todo se lo guarda

8.11.10  
Blogger Marcelo Luna said...

Querida Silvia:
Tal vez la cosa no sea una piedra en cuestiòn, màs bien un mùsculo, lo bastante porfiado para querer conocer su destino o necio amante de lo prohibido...
Besos mil
Marce.

8.11.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Me queda tu poema y el comentario tan acertado de Marcelo.

abrazos
Elisabet

9.11.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Destacable poema.
un cariño

10.11.10  
Blogger Benjamin Mejias Caris said...

El sol y la lluvia siempre siempre han hecho un buen trabajo.
Felicitaciones Silvia.

16.11.10  
Anonymous Anónimo said...

buen poema silvia
se deja querer ¿como la piedra?

desde graciela abrazo

17.11.10  
Blogger Marcela said...

Pulso que se esconde y espera, detrás de un caparazón...
Me encantó,
besitos

19.11.10  

Publicar un comentario

<< Home