4.12.10

CONSIGNA DE DICIEMBRE: Poema de Graciela Caprarulo



de espaldas no pudimos ver
que la belleza se extinguía

apenas los dedos intentan
frenar el desamparo
reconocen la superficie hueca
de las alas

trozos de piel acunan la promesa
de este débil renacimiento

no hay deterioro más voraz
ni vida que no se engendre de la muerte

crece la marca
una callosidad desciende
hasta la base de la columna
anida allí como un presagio

de espaldas
hubiéramos podido ignorar
pero las manos insistieron

ahora sólo nos queda la esperanza
de esta resurrección

© Graciela Caprarulo

16 Comments:

Blogger Gustavo Tisocco said...

Gracias Gra por prestarte a esta consigna de fin de año del blog, cuyo fin es jugar y ponerle un poco de magia a esta comunidad poética.
Un abrazote Gus.

4.12.10  
Anonymous Roxana Palacios said...

"de espaldas hubiéramos podido ignorar pero las manos insistieron"; maravilloso, amiga. Besos, Ro

4.12.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

no hay deterioro más voraz
ni vida que no se engendre de la muerte...

Muy bueno!

4.12.10  
Blogger Marcelo Luna said...

Estimada Gra:
Poema de inusual belleza, placer al leerlo,con un dejo sensual y unas cuantas verdades anidadas en sugestivos sìmbolos; de construcciòn rìtmica y a tonos melodiosos...Oasis a los sentidos.
Un beso
Marce.

4.12.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Las marcas de las alas y la esperanza de recuperarlas. Ya las volvemo a tener cuando se escribe un poema como éste.
Felicitaciones.
MARITA RAGOZZA

4.12.10  
Blogger Ricardo Juan Benítez said...

El poema es tan sugerente como la imagen... muy delicado.

4.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Graciela: muy buena la forma en que plamás la imagen!! Ocasos y la ilusión de un nuevo amanecer.
Alado poema, lo disfruté mucho!
Un cariño enorme!
Mirna Celis.

4.12.10  
Anonymous Anónimo said...

es un espléndido poema,Graciela ,toda la fuerza de tu espíritu ,está allí ,un abrazo Marizel Estonllo

5.12.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Muy bien logrado, Graciela. Me encantó. Saludos.

5.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Igual que lo que acabo de ponerle a Paolantonio, a medida que leía tus versos, me iba deslizando por la foto, viendo tus aciertos y la sutileza de tu palabra. Muy bueno Graciela.


Lily Chavez

6.12.10  
Anonymous Anónimo said...

...De espaldas hubiéramos podido ignorar pero las manos insistieron..."

Sutil y sin embargo tan fuerte, me gustó mucho. Gracias por el regalo de tu poema tan adecuado a la imagen

Magdalena Guerrero

6.12.10  
Blogger Tony said...

Graciela: bellísimo poema. Una imágen: "reconocer las superfies huecas de las alas", brillante. Estás volando con toda tu poesía. Felicitaciones. Antonio.

6.12.10  
Anonymous Milagros Rodríguez said...

Realmente muy logrado el ensamble foto-poema Te felicito!

6.12.10  
Anonymous galáctica said...

Lo cíclico expresado con imágenes admirables y conjugado con certeza con la imagen enviada por Gustavo. El desgarramiento de la piel, la "callosidad" de la columna, estos detalles que nos hacen sentir el deterioro para luego espejarnos en una esperanza. Excelente Irene Marks

7.12.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Qué maravilla!! La vida plasmada con detalles sutiles.
Brillante!!!
Felicitaciones y MUY FELICES FIESTAS!!!

7.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Graciela: en la base de la columna, el fuego de la resurrección, mientras las manos, los dedos, vanos intentos...el amparo está en aquel presagio,la esperanza en la alquimia prodigiosa, gracias por tus palabras, besos, María Chapp

15.12.10  

Publicar un comentario

<< Home