2.12.10

CONSIGNA DE DICIEMBRE: Poema de Ricardo Juan Benítez


Arenas de eternidad

“Existen dos clases de hombres:
aquellos que duermen y sueñan de noche
y aquellos que sueñan despiertos y de día...
esos son peligrosos, porque no cederán hasta
ver sus sueños convertidos en realidad”

Thomas Edward Lawrence



La sed no la calma
ni el sirope ni el manantial.
La sabiduría talló
sus siete columnas:
mezcló sangre con vino
ofrendó pan al incauto,
preparó su banquete
antes de inmolar
la ingenuidad beduina.
Seis faltas abomina
........... el Señor…
Ojos altaneros.
Lengua embustera.
Manos con púrpura
........... inocente.
El corazón artero.
Los rápidos pies
que buscan el Mal.
El testigo falsario.
El que busca discordia
en la hermandad…
De El Cairo a Damasco,
el impío extranjero,
abandonó credos
y la cordura…

© Ricardo Juan Benítez

21 Comments:

Blogger Gustavo Tisocco said...

Gracias Ric por participar de la consigna.
Ser poeta es también saber jugar, y quiero agradecer a cada uno de los que se prestaron a esta consigna solo por el hecho de amar escribir y compartir entre todos un rato de magia.
Un abrazo Gus.

2.12.10  
Blogger Mónica Angelino said...

La eterna sed, la búsqueda, siempre.

Saludossss

2.12.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Muy bueno!
Un placer leerte

2.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Una fiesta leer tu poema, lleno de profundidad y bellas imágenes, Ricardo.
Felicitaciones y un gran abrazo
María Rosa León

2.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Un epígrafe muy sabio, querido Richard, se corresponde armoniosamente con tu poema.Muy bueno,te felicito!!!
un abrazo

Elisa Dejistani

2.12.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Fuerte, rica y profunda la interpretación de la imagen. Felicitaciones.
MARITA RAGOZZA

2.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Luego de leer tu poema pensé que las faltas que mencionas y ofenden a Dios, vienen de distintas clases de sed que buscan saciarse en manantiales equívocos,contaminados.
Buenísimo, Ricardo!
abrazo
PILAR ROMANO

2.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Arena, horizonte, un cielo amarillo y la figura humana sentada con la cabeza tocando las rodillas. El poeta se apropia del desierto, del beduino y se sumerge sabiamente en los malos senderos que nos puede hacer recorrer la sed. Imagen y poema nos dejan pensando acerca de la condición humana. Excelente, Gus, excelente, Ricardo.

Jorge Luis Estrella

2.12.10  
Anonymous Anónimo said...

un placer ricardo, paso a saludarte
patricia corrales

3.12.10  
Anonymous Anónimo said...

saciar la sed ,los pies que caminan demasiado rápido en busca del mal, las manos sucias de púrpura y ese ambiente oriental que trasporta ylleva al camino que conduce a la realidad muy bello

maria elena tolosa

3.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Querido Ricardo: una tensión fuerte mostrando ese lado de sombras en el ser humano. La sed, a veces enceguece y nos hundimos en nuestro propio desierto.
Genial, representación!!
Un gran cariño.
Mirna Celis.

3.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Esa imagen resultó un escelente disparador.Muy buen poema, Ricardo
Un abrazo
Alicia Borgogno

3.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Ricardo, me encanto como explotaron la imagenes en tu poema. Y por lo tanto tu poema. Muchas felicidades.

Carmen Amato

3.12.10  
Blogger diana poblet said...

Vaya poema de encuentros y pérdidas, alucina, tal vez en su sed hasta contenga una danza de vientre.
Con mi abrazo Ricardo.
d.

3.12.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Qué maravilla lo que te salió. Muy bueno. Un abrazo.

5.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Bello y profundo tu poema, Ricardo.
Fue un placer leerlo.

Un abrazo,

Alicia Márquez

5.12.10  
Blogger ALICIA CORA said...

Un hermoso poema Ricardo y con las palabras justas para describir la sinrazón. Besos de Alicia Cora.

5.12.10  
Blogger Marcelo Luna said...

Querido Riky:
Siete columnas, seia faltas...Un camino de Cairo a Damasco, creo que no me hubiesen alcanzado los dìas para tanto desenfreno...Los cometerìa todos a la luz de tu poema.
Abrazos mil
Marce.

5.12.10  
Anonymous Anónimo said...

Excelente poema Ricardo.Un intenso poema de principio a fin.
Un abrazo

Lily Chavez

6.12.10  
Anonymous galáctica said...

Un poema que indica una senda, la búsqueda de un sueño que lleva a la muerte de los demás y la infelicidad propia. Este poema es muy especial, tiene el misterio del Medio Oriente y también su pasión y su dolor, la idea del caminante con los pies empolvados que viaja llevado por su - en este caso - sueño maldito, como si llevara la marca de Caín. Saludos poéticos Irene Marks

6.12.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Mientras estemos vivos seguirá la búsqueda....
Felicitaciones por tu poema y Felicidades en estas fiestas que ya,ya están!!
un cariño

7.12.10  

Publicar un comentario

<< Home