12.1.11

Poema de Conrado Alzate Valencia


EN LA CASA

En ella la vida es más íntima y más cálida:
siempre hay un lecho tibio para el descanso,
sueños, café humeante, manos tutelares,
promesas y dictados de pequeños dioses.

Ella no acepta poderes malos del exterior,
es infranqueable como los peñascos,
el acero y los escudos de los guerreros.

Afuera el mundo es otra cosa: las durezas
y las penas acosan como el buen cobrador,
la paz es esquiva y la felicidad camina a prisa.
En cambio en la casa, no se corrompe el corazón.

© Conrado Alzate Valencia

5 Comments:

Anonymous betty badaui said...

Tu poema, Conrado, me conduce a imaginar la casa que todos queremos, la del interior sano.
Un abrazo
Betty

12.1.11  
Blogger diana poblet said...

Casa, refugio, muralla, cobijo.Tu poesía.
Con mi abrazo.
d.

12.1.11  
Blogger julia del prado morales said...

qué hermosa casa la que nos traes, el refugio del hombre, de la mujer.Esa casa de luz. Abrazos y gracias

13.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Un revelación espléndida de nuestro refugio predilecto. Una evocación puntual de esa guarida, apetecida siempre, que podría compararse con lo que la poesía misma significa para todos...y cada uno de nosotros.

ALVARO BALTAZAR CHANONA.

17.1.11  
Blogger Nerina Thomas said...

Nuestra casa!!
la mejor siempre, la que el universo nos brindó.
La material y la interna, el templo.
Un abrazo

27.1.11  

Publicar un comentario

<< Home