5.1.11

Poema de Graciela Wencelblat



Dicen que está loca la del cuarto piso
loca porque se viste con bolsas de alpillera
porque canta óperas y desafina
porque es hermosa pero se pintarrajea
se confunde cuando habla
al decir sí tendría que decir no.
Temo la fosforecencia que despide
cuando me ve
intento hablarle y tartamudeo.
Ella solo me dice : la maravilla existe.
Trato de entrar en el aire sosegado
pensar que en la pradera reside la alegría
evitar que las palabras se despeñen.
Algún día tocar el timbre de su casa
comparar nuestras locuras.
Que la noche no se desplome.

Encontrar palabras debajo de su lengua.


© Graciela Wencelblat

19 Comments:

Blogger Rolando Revagliatti said...

"Encontremos las palabras despeñándose", me aventuro, querida Graciela, al tiempo que va mi deseo de un 2011 que valga la pena recordar.


R. R.
______________________________

5.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Sin palabras. Me dejó sin palabras.
Maravilla.
Abrazo
Alicia Perrig

5.1.11  
Anonymous Anónimo said...

y la locura lúcida del poeta
que no teme a la verdad, aunque
a veces despierta temor. Muy bueno Grace.
Cariños

Elisa Dejistani

5.1.11  
Blogger Eduardo said...

Graciela
un poema que inquieta en su propuesta de aventura hacia esa puerta que es la que nos acerca a la magnífica locura de dejarse llevar por el corazón. Locura de poeta la tuya que nos cuenta ese sentimiento, locura bella que nos enseña a ser valientes. Eduardo Chaves

6.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Esta locura fluye de tal manera que uno puede visualizar al sujeto del poema y quedar enganchado con su atractivo.
Un abrazo,
Juany Rojas

6.1.11  
Anonymous Anónimo said...

¿Y quién es loco y quién no lo es?

Bello poema, Graciela. Como siempre.

Un abrazo,

Alicia Márquez

7.1.11  
Blogger Mariasilvia said...

Inquietane, es cierto. Como es inquietante percibir la fosforecencia que despiden en algunos encuentros... La maravilla existe.

7.1.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Querida Graciela, conmovedor tu poema. Un abrazo.

7.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Querida Graciela: Sabés que este poema a mi mujer y a mí nos interesa especialmente.
Besos y feliz Año.

Jorge Luis Estrella

7.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Creo que todos tenemos algo de locos. Fantástico poema.
Alicia Borgogno

7.1.11  
Blogger ALICIA CORA said...

Muy cierto el refran que dice ..."de poetas y de locos, todos tenemos un poco"..., este poema lo confirma y es muy bello. Habria que guardarlo para que podamos leerlo muy seguido. Besos de Alicia Cora.

8.1.11  
Anonymous betty badaui said...

Graciela, me agradó hallar la locura en el poema y el encuentro de las locuras, es un poema atractivo con una imagen sugestiva.
Buen año.
Betty

8.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Querida Graciela tanto que no nos vemos!!! Feliz 2011 colmado de maravillas!!! Tu poema es extraordinario,también tu encuentro con esa parte tuya que despide fosforescencias y que te dice la maravilla existe!!! No importa cómo se vista o pintarrajee, esa "loca" es vidente, poeta, sanadora, conversá con ella muy seguido y contanos qué te dice!!!!! besos, María Chapp

9.1.11  
Anonymous Sonia Quevedo said...

Es entrar en uno mismo para convivir con la locura, o como el fantasma que al mirarse al espejo, guarda entre la apnea las palabras.
Bella locura despeñándose entre letras.
Llega a la memoria Benedetti.

14.1.11  
Blogger Rubén Gómez said...

Esa loca es amiga mía... y a mucha honra...
La maravilla existe...
La maravilla existe...
La maravilla existe...

17.1.11  
Blogger Adriana said...

Graciela: inevitablemente leí tu poema a través de la interpretación de la imagen sobrecogedora que eligió Gustavo. Quizás por eso "la loca del cuarto" no tiene para mí una locura poética, romántica, sino una locura real, motivada por el mal trato y el abandono, y es la poeta la que le brinda sus palabras, para que se oiga la denuncia; la escritora encontró sus palabras. Un beso grande. Adriana Maggio

17.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Simplemente Brillante!
Abrazos
Susana Roberts

18.1.11  
Blogger Máximo Ballester said...

¡Excelente! A la altura de lo mejor que te leí, Graciela. Gracias.
Desde mí, besos y abrazos.

21.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Ay, Graciela, gracias a la vida la locura existe, y es magnífica, y ayuda a vivir y a olvidar las verdades de la vida, que son también locura, pero otra clase de locura... Y un momento de locura puede ser maravilloso, como es maravillosa la poesía, que es una forma de expresar la propia locura. Tal vez por eso mismo me gusta tanto aquello de Piazzola "yo sé que estoy piantao...". Y el poeta debe cuidar su locura, y buscarla ¡Bravo Graciela!
Celina

24.1.11  

Publicar un comentario

<< Home