5.1.11

Poema de Jorge Luis Estrella



HORMONAS

Ella puso sus hormonas femeninas,
yo puse mis hormonas masculinas
¿o fue al revés? No sé
pero ambos pusimos a jugar nuestras hormonas
y no no fue tan mal. ¿cómo?
Que nos fue mal. Bueno, sí, pero no tan mal.
Tuvimos nuestros dimes y diretes,
nuestros silencios y descomposturas,
algunos roces que no fueron rosas
y algunas rosas tapizadas de espinas.
Es cierto, no tuvimos la paciencia de esperar
cuando se rezagaba el otro
y nos fuimos alejando hasta perdernos.
Pero el amor es el mayor milagro,
una firme canoa en los nafragios
y con sólo mirarte me doy cuenta
que todavía ansiás tenerme cerca,
que ansío verte cerca cada día,
que todos los problemas son banalidades
comparados con el afecto inmenso que nos une.
¿Qué? Que nos une, dije que nos une.
¿Y por qué te reís con esa cara?
Que no nos une nada. ¿Cómo que nada?
Nos une el mismo techo,
el mismo sol que nace en occidente,
la misma cama, nos unen las hormonas,
los hermanos, las hermanas de caridad,
los hermosos momentos que vivimos,
los hijos, los hinojos, los tomates,
la impresora que compramos juntos,
la pava para el mate, el mate,
Mateyco, Susana, Mirta, Tinelli,
el perro, los canarios, los ratones,
la luna, el árbol de Navidad, los cumpleaños,
el “hasta que la muerte nos separe”,
nos une todo, hasta la mala leche.
¿Qué hacés con la valija? Pero, ¿qué hacés? Quedate.
Que te vas a otro planeta para asegurarte de no verme.
Bueno, está bien, andate. Querés irte, andate
Pero llevate tus hormonas. Qué te creías,
que me iba a poner a llorar. Que iba a rogarte.
Pero... ¿qué hacés? Esas no son tus hormonas,
Son las otras. ¿Qué hacés? Te digo que son las otras.
Pero... esperá te digo. ¡Uy, Dios!, ¿qué voy a hacer ahora?
Se llevó sus hormonas. Y las mías.

© Jorge Luis Estrella

23 Comments:

Blogger Elvira Alejandra Quintero said...

Jorge Luis, siempre con esa gracia para decir verdades profundas!!
Felicidades!!

5.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Eso Elvira!muy bien tu comentario, porque mientras tus palabras querido Jorge jugaban y se divertían, esta vez yo pensaba en serio. Me movilizó tu poema, especialmente desde el verso de los dimes y diretes hasta el afecto que nos une. Esa parte es un remolino que nos urga amigo. Felicitaciones como siempre.

Lily Chavez

5.1.11  
Blogger Rolando Revagliatti said...

Monodrama cómico el narrativo poema de mi amigo Jorge Luis -que no Jorge sólo; o que sólo Jorge cuando lo tenemos al lado nuestro tras retornar de un cierto podio en el que se ha lucido interpretándonos su "Hormonas"- que ahora festejo.

R. R.
_______________

5.1.11  
Blogger claudia tejeda said...

Tan pintoresco Jorge, para enredarnos en tus palabras. Las despedidas suelen dejarnos sin hormonas...
Un abrazo...

5.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Ay, maestro. Tan genial. Tan genial
Abrazo
Alicia Perrig

5.1.11  
Blogger Eduardo said...

Jorge Luis
maestro con las palabras y la ironía que cuenta esta tremenda historia de amor y desamor con un estilo que lleva de la sonrisa a un pequeño nudo en la garganta. Humor que hace pensar, genialidad de pocos.
Eduardo Chaves

6.1.11  
Blogger Mariano said...

Querido Jorge: no sabemos si fue él o lleva que se llevó todas las hormonas, pero sí que vos nos traés siempre estupendos poemas y muchísimo humor (que es cosa muy seria...)

Felicitaciones y un gran abrazo.
Mariano Shifman

6.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Querido amigo,
una vez más,me has sacado varias sonrisas con tu poema, pero no sólo eso, también varias reflexiones. Tu estilo aparentemente cómico,esconde una gran sabiduría.Me impresiona cómo retratas las relaciones humanas con una cascada de asociaciones que envuelve y atrapa al lector.
Un gran abrazo, espero verte este año, si Dios quiere.
Juany Rojas

6.1.11  
Anonymous Anónimo said...

¿Y qué puedo decirte?
Este poema se ríe y llora todo el tiempo.
Y eso es lo mágico de tu escritura.

Un abrazo,

Alicia Márquez

7.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Ay, Jorge Luis! Qué puedo decirte?
Es tan humano tu poema... tan verdad a veces, tan triste y tan cómico a la vez... Todo elogio es poco... Es la sonrisa que aparece entre lágrimas... Es la carcajada que duele... Es tu poema, que siempre es genial.
Celina

7.1.11  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Querido Jorge: tu poema es genial como la comedia humana. Es un reverendo enredo. Un abrazo veraniego.

7.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Como un trabalenguas y muy ingenioso Jorge.
Felicitaciones......un abrazo

Alicia Borgogno

7.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Amigo:
Que decir de tus poemas,es que las palabras son pocas para contar y describir el grato y placentero trabajo de leerte...Las palabras no logran abarcar todo el amor que sembras con tus pasos...la respuesta de cada escritor a tus textos no solo es una muestra de la trascendencia poetica de los mismos,sino tambien de la humanidad profunda y entrañable que te puebla,es un honor ser tu amigo...
Un besu a Chabel y saludos a los perros,el pajaro y cualquier forma de vida que contenga tu hogar..
Leonardo Herrmann

8.1.11  
Blogger ALICIA CORA said...

Jorge Luis, tu poema refleja la realidad de muchos y la negacion de otros. Tiene sabor a miel y a acibar. Es musica de opera y sonido de sainete. En fin, tiene todo lo que tiene que tener una obra maravillosa. Besos de Alicia Cora.

8.1.11  
Blogger ALICIA CORA said...

Muy cierto el refran que dice..."de locos y poetas, todos tenemos un poco"..., este poema tuyo lo confirma. Hermosa locura la que te permite escribir tanta belleza dicha con tanta sabiduria. Besos de admiracion, Alicia Cora.

8.1.11  
Anonymous betty badaui said...

Leer un poema -sonreír-
Volver a leerlo -volver a sonreír-
Luego me hago la pregunta de siempre, "¿qué tiene este hombre que logra esta buena onda?"
Buen año, querido amigo,celebro esta lectura.
Betty

8.1.11  
Blogger Eduardo Espósito said...

Maestro, usted no necesita de mi elogio... pero mire la cola que hice para que supiera cuánto lo valoro. Abrazo!!

11.1.11  
Blogger Cecilia said...

jajaa eduardo, y después me tocó el turno a mí.
Agunos prefieren decir las cosas importantes con seriedad, otros como vos usan la risa porque, al fin y al cabo, siempre es mejor tomar las cosas con humor. Me encantó el poema Jorge, te abrazo.

12.1.11  
Anonymous Sonia Quevedo said...

Cuando de marcharse se trata, hasta las hormonas se refunden o confunden dependiendo de quien se va o se queda, y qué se lleva.
¡Que maravilla poeta! Ni un poco de tinte triste tiene su poema.

14.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Jorge: siempre tan original para escribir los asuntos cotidianos....
Un desopilante breve monólogo genialmente poetizado. Grande maestro. Un abrazo. Liliana Lapadula

17.1.11  
Blogger Adriana said...

Muy bueno, Jorge. La verdad dolorosa nos llega a través del humor y la ironía: así no duele tanto. Muchas gracias. Un besito. Adriana Maggio

17.1.11  
Blogger Mónica Angelino said...

ES LEERLO Y VERTE Y ESCUCHARTE TODO AL MISMO TIEMPO Y ME VUELVO A REIR COMO SIEMPRE.

BESOSSS

21.1.11  
Blogger Máximo Ballester said...

Otro de tus poemas divertidos, que con realidades y verdades llegás a ser desopilante. Requetebueno, Jorge. Un abrazo lleno de hormonas.

21.1.11  

Publicar un comentario

<< Home