12.1.11

Poema de Jorge Ariel Madrazo


Aventura

Saliste a la calle para saludar
a un sólito desconocido
y has advertido
sin excesivo estupor
que diste la vuelta al mundo
o bien: los dorados pedregullos del sol
te guiaron hasta la infancia
tan al cuenco de tu mano
¿verdad?
Pero

¿no comprendes qué inútil
es llamar hoy a Madre
implorar cuidos a
rodillas
con sangritas?

¿Y es de muy noche
y ni hermano acude ya
a la cita
del pan?

¿Y sos un pávido señor
que tose y se revuelve
en su cama sin luna?

¿Y se marchó el último grillo?
¿Y te has quedado solo
en tu hospital en
demolición
donde el desvelo te desarropa
.....y el tecito mojas, sus hebras
deshilando recuerdos?

© Jorge Ariel Madrazo

11 Comments:

Anonymous betty badaui said...

Cuánta tristeza y qué hermosa forma de decir el dolor con naturalidad, y esa enorme ternura.
Jorge, es un lujo leerte
Un gran abrazo
Betty

12.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Jorge... No te veo desde... el Tortoni y Juglares del silencio... Pero sé de vos, te pienso recuperado en salud, oramos mucho y te leo. El recurso interrogativo me encantó en este poema que desnuda con belleza lírica el dolor y la soledad. Abrazo. Cecilia Glanzmann

12.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Jorge... No te veo desde... el Tortoni y Juglares del silencio... Pero sé de vos, te pienso recuperado en salud, oramos mucho y te leo. El recurso interrogativo me encantó en este poema que desnuda con belleza lírica el dolor y la soledad. Abrazo. Cecilia Glanzmann

12.1.11  
Blogger julia del prado morales said...

Me acerco a ti Jorge y veo dolor en tu poema, y no se me acercaste a César Vallejo.

Muchas gracias

13.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Gracias Jorge, amigo, maestro...
este poema es tan bello como intensa su transparencia!
Siento tu alma abrirse como un pan, que se agradece y mucho...
Un abrazo muy grande, Montse Bertrán

13.1.11  
Blogger chica_rumiante said...

Excelente. Excelente el recurso de "cercenar" determinadas palabras y darles un brillo nuevo a ellas y a las que las rodean.
Saludos.

AP

13.1.11  
Blogger Alejandra Leonor Parra said...

bellísimo "se marchó el último grillo", me encantó jorge , gracias por compartir

15.1.11  
Blogger Eduardo said...

Jorge
un bello poema lleno de preguntas que conmueven el alma. Es bello y triste, pero como gran poeta que eres al final de la lectura sólo queda la belleza. Un abrazo. Eduardo Chaves

19.1.11  
Blogger Ricardo Juan Benítez said...

He aquí otro problema! Como puede un comentario pedestre hacer honor a la altura de tus letras? Querido Jorge, cuando uno lee tus poesías se da cuenta cuan grande es el Cosmos comparado con un mísero átomo. Abrazo.

23.1.11  
Blogger Nerina Thomas said...

La luz que te han regalado, te permite ser agradecido y dar estos versos al mundo.
Grande amigo!!
Mi admiración!!
Dos abrazos

27.1.11  
Anonymous Anónimo said...

Ay, Dios mío! No se puede hacer tanta belleza de la desolación y el dolor.
Qué grande!!!!
Abrazo
Alicia Perrig

30.1.11  

Publicar un comentario

<< Home