25.2.11

Poema de María Eugenia Caseiro



diabolus

las horas que hasta aquí

engarzan el poema de mis días
escapan del espejo
como el ojo apagado
de mi otra media cara
tras el perfil insomne
en que la oreja impávida
perennemente escucha
la nota maldita
de la que habló chavarri.

© María Eugenia Caseiro

4 Comments:

Blogger Rosa Lía said...

María Eugenia, siempre el espejo que nos enfrenta a la otra, la que todos ignoran, la que aflora en la mirada. Bello poema
Rosa Lía

26.2.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Hermoso como todo lo que sale de tu voz poética, Mariú!
Aplausos y besos
María Rosa León

26.2.11  
Blogger Nerina Thomas said...

El espejo muestra lo que no vemos siempre.
Es eso.
Grandes versos!!
Un abrazo amoroso.

27.2.11  
Anonymous Anónimo said...

le temo a los espejos , son crueles mostrando lo que no vemos

maria elena tolosa

5.3.11  

Publicar un comentario

<< Home