25.3.11

Poema de Graciela Maturo


ORFEO CANTA

a Alfonso Sola Gonzalez
y Mignon Maturo

V

El amor fue un sol violento y descendido
a la tierra
que maduraba espigas y aromas a su paso.
Venía como un toro de espumas por el agua
desatando el reir de las acequias
en días de vendimia.

Absortos nos miraban los niños
desde nosotros mismos
desde otros,
en patios de racimos y claveles.
Oh jazmín placentero del verano,
naranja dulcísima de invierno.

Todavía nos piensa un olivo gris
y una vieja estación con malvones aguarda.
Corolas de fuego cubrían nuestra orfandad
en calles polvorientas y dichosas.

Cantabas en las altas madrugadas.

© Graciela Maturo

11 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Lindo Graciela, me gustó el poema.
Un abrazo

Lily Chavez

25.3.11  
Anonymous Roxana Palacios said...

a mí también. Abrazo, RP

25.3.11  
Blogger Isabel said...

Poema con la violencia y la nostalgia del amor y la modulación del canto. Hermoso, Graciela.
Isabel Llorca Bosco

25.3.11  
Blogger Rolando Revagliatti said...

¿Puedo destacar, querida Graciela Maturo, ese par de versos que más me conmueven?:

"Todavía nos piensa un olivo gris
y una vieja estación con malvones aguarda."


Rolando
____________________

25.3.11  
Anonymous betty badaui said...

Es un privilegio leerte, Graciela.
Un abrazo
Betty

25.3.11  
Anonymous Anónimo said...

Hermoso poema Graciela!
Gracias por regalarnos estas acequias que refrescan el alma en todas las estaciones,
Abrazos, Montse Bertrán

25.3.11  
Anonymous Anónimo said...

¡Me encantó tu poema, Graciela!
Felicitaciones y un beso muy grande
María Rosa León

25.3.11  
Anonymous Anónimo said...

un canto al amor y la nostalgia¡muy bueno!
saludos
anahí duzevich bezoz

27.3.11  
Anonymous Anónimo said...

gracias por compartir la poesía
un abrazo
maria elena tolosa

27.3.11  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Muy bueno!!!

27.3.11  
Blogger lauravazquez said...

Un placer leer tus versos.
Bravo!!
Un cariño

3.4.11  

Publicar un comentario

<< Home