27.7.11

Poema de Emilce Strucchi


2011

Neón rojizo restallante contra algún cielo turquesa
Que estúpida mentira

Esta luna que siento leve como una hoz
Está suspendida en mi cielo imponente de herido
Y es bien alimonado y verdea ahora
Ahora se me cae en los párpados y me los desintegra
Pesa y cae adentro en mi cerebro lo humilla hasta estallarme

Sí, cómo duele el padre muerto ¿estará en este cielo
Poderoso metido en mi cabeza?

Si fue hace tanto y ya se sabe que el tiempo lame mordeduras
Si ya hace un siglo lo estamos enterrando
Y hoy volvió a las andadas
Vino a tomar un vaso de vermouth con un poco de fiambre
-perdón el exabrupto-, y al fin
Terminó borracho como una cuba
Con su olor a alcohol tan característico
Y abriendo su boca que se rió con ganas
(supo lastimar y reír con ganas)

Ahora viene mi sombría maestra
Que el cielo se pinta de azul
Y la luna va blanca o amarilla

Pero qué estupidez
aprendió el miedo

este no es un dato menor cuando atardece
y el sol explota del lado opuesto a un mar
cada vez más sombrío

nadie sabe si esas lágrimas contenidas le llegan
en alguna antigua neurona que viajó desde un pasado remoto
cuando el terror del oscurecimiento
era como una descarga eléctrica que lo paralizaba
ante el rugido de los depredadores
recortados en un plomizo cielo inhumano todavía
o si acaso el llanto le nació de los ojos que despedazó Chernobyl

quizás apenas se trate de la evocación que cada noche
se repite desde aquella primera noche
en que abrió sus ojitos

y recibió
su bocanada de tiempo

© Emilce Strucchi

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Magnífico poema, Emilce. Un abrazo.

28.7.11  
Blogger Mariasilvia said...

Qué bello, Emilce. ¿Todos hemos tenido una maestra así con el miedo bien aprendido? (como "el terror del oscurecimiento" viajando en la neurona...
Somos.

29.7.11  
Anonymous Anónimo said...

el miedo,oscuro, y sin embargo hay colores en tu poema, muy equilibrado
saludos
Anahí duzevich Bezoz

29.7.11  

Publicar un comentario

<< Home