24.7.11

Poema de Rubén Amaya


a tu cuerpo

soy un pecador impenitente
incorregible lo confieso
un invasor de la ternura
un asaltante con la sangre encendida
por eso no puedo... no concibo
adorar a tu cuerpo como a un templo
lo deseo
mi piel es un feroz oleaje
pugnando fundirse con tu aliento
quiero llegar a pleno sol
frente a tus pechos
ponerle fuego a tus ojos y a tus brazos
rodearte la cintura con mis besos
y enfrentarnos al fin
a puro cielo
penetrarnos... como una historia de dolor
como una idea
como un viento candente
penetrarnos... para ser...
definitivamente
cualquiera sea el tiempo del amor
o del olvido

© Rubén Amaya

8 Comments:

Blogger Gustavo Tisocco said...

Bienvenido Rubén a este sitio que pretende difundir a poetas contemporáneos, mes a mes serás publicado. Pido, como te dije, se comente a otros poetas, saludos, Gus.

24.7.11  
Blogger Anamaria Mayol said...

Un poema encendido de erotismo pasion deseo Bello ...

24.7.11  
Blogger Liliana said...

Me encantó. Muy bueno.

24.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Pecador impenitente devenido en poeta y poeta de antología.
¡Me encantó tu poema!
Felicitaciones, Rubén y un gran abrazo de bienvenida.
María Rosa León

24.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Encendido poema, amigo. ESpero que estés bien, tantos años...

Claudio Simiz

25.7.11  
Anonymous Anónimo said...

Sin duda un buen debut con tu poema erótico Rubén, para este excelente sitio dirigido por Gustavo Tisocco que siempre encuentra ilustraciones precisas para nuestros versos. Alfredo Lemon

25.7.11  
Blogger Máximo Ballester said...

Un invasor de la ternura, me encantó ese verso y el final. Muy bueno. Saludos.

26.7.11  
Anonymous Nilda Barba said...

Muy bueno tu poema, Rubén. Bienvenido.

28.7.11  

Publicar un comentario

<< Home