24.2.10

Poema de Susana Rozas



Para que
la noche no cese
mis manos
sahumaron
tu cuerpo de árbol.

© Susana Rozas

23 Comments:

Blogger Estrella del mar said...

breve como sahumerio,persistente como sus aromas

abrazos

24.2.10  
Blogger deliteraturayalgomas-2 said...

Tanta inmensidad en tan breve espacio, tan característico en tu literatura. Un abrazo
Betty

24.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Una joya tu breve e intenso poema, un abrazo, María Chapp

24.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Susana: muy místico y delicado tu poema.
Me encantó!!
Un beso enorme.
Mirna Celis.

24.2.10  
Anonymous Anónimo said...

una breve y bella imágen con un significado tan profundo.

hermoso.susana.

victoriaservidio

24.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Susana:
Tu poema a perfumado mi alma.
Un Abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

24.2.10  
Blogger macedonianos said...

qué bueno, gracias, R. Palacios

25.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Susana........
Tu brevísimo poema me parece maravilloso.
Felicitaciones.

Alicia Borgogno

25.2.10  
Anonymous Anónimo said...

una belleza que persiste.
Nora Perusin

25.2.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Un poema de orfebrería. Felicitaciones.
MARITA RAGOZZA

25.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Breve, bello y profundo o profundamente bello, Susana.
Felicitaciones y un beso grande
María Rosa León

25.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Me encanta la brevedad con la que se pueden decir tantas cosas.

Saludos

Andrea

26.2.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Breve y sentido Susana. Te dejo un abrazo

26.2.10  
Anonymous Anónimo said...

Que bello!!!!
Realmente me gusto mucho
Un beso

Mariana Toniolo

28.2.10  
Blogger galáctica said...

En tu poema hay una conciencia del sacrificio realizado para que otros tengan luz, de cómo la naturaleza sufre en pos de nuestra comodidad. También la simbología sagrada del sahumar nos trae la idea antigua del bosque como templo. Excelente poema, con diferentes niveles de lectura. Habría muchos otros para interpretar, por ejemplo, que todo esto sea una metáfora para designar una cópula muy pasional. Saludos Irene Marks

28.2.10  
Blogger Norma Padra said...

Querida Susana: muy oriental... Te abrazo con cariño.
Norma

28.2.10  
Anonymous Anónimo said...

El objeto de adoración amorosa es sahumado para realizar ese deseo de eternidad, que la noche no cese.
Eficazmente bello en su brevedad, como los salomónicos versículos del CANTAR DE LOS CANTARES Ya quisiera yo que sahumaran así mi cuerpo esta noche. Rubén Vedovaldi

1.3.10  
Blogger Ana Romano said...

Hola Susana, me gustó mucho tu poema, breve y contundente, tiene un dejo oriental, en el cual se mezcla la profundidad de la palabra con la naturaleza que lo enmarca, aunque no te conozco te felicito Ana Romano.

1.3.10  
Anonymous Anónimo said...

hermoso vuelo poético
un abrazo itzela

2.3.10  
Blogger fgiucich said...

Será el árbol del amor? Abrazos.

2.3.10  
Anonymous Anónimo said...

oloroso
bello
llegador
desde graciela abrazo

4.3.10  
Blogger Eduardo said...

Susana
tu poema es un magnífico ejemplo de que en lo breve se condensa lo más grande. Slamente una gran artista logra este momento, gracias por compartirlo.
Eduardo Chaves

5.3.10  
Blogger Alejandro Cabrol said...

Mínimo y enorme a la vez, te felicito!

24.3.10  

Publicar un comentario

<< Home