4.3.10

Poema de Cristina Ramb



MÍSTICO

Perderme en un territorio desconocido
tras las puertas de tu cuerpo
caminos de presagios, cauces frescos.

El pasado cae como la luz del día
acontece otra vez la esquina incandescente
un rosario, el dolor, mis metacarpos
y tu piel vuelca gotas de aceite redimido.

Voy a tientas entonces recorriendo el espacio
alienada de vos y tanto otoño.
Tu calor que derrite desagravios antiguos
la moral del placard y tanta ausencia.

A la inversa de Dios cuatro serpientes
nuestras manos reptando por los cuerpos
y la calma final
y las miradas
como un poema escrito sobre el agua.

© Cristina Ramb

10 Comments:

Blogger Nerina Thomas said...

Todo lo vivido. Nada se olvida. A veces pesa, y en cada lugar se revive la historia, en cada cosa.
un abrazo

4.3.10  
Anonymous Anónimo said...

El pasado cae como la luz del día.../ Y tu piel vuelva gotas de aceite redimido ....dos versos y más, para este poema imperdible.
Un beso.Grande Cris!

Lily

4.3.10  
Blogger deliteraturayalgomas-2 said...

"como un poema escrito sobre el agua" y el alivio del alma.
Un gran abrazo, me agradó tu sensibilidad
Betty

5.3.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

fino erotismo en tu poema querida cristina .Bellas imágenes que conmueven , el sexo florece como un don y se eleva en este poema encantador
Un abrazo Leonor

6.3.10  
Blogger Laura said...

Bellísimo Cris!! ESCRITO SOBRE EL AGUA QUE MANCHA!. un abrazo

7.3.10  
Blogger galáctica said...

Cristina: el sexo místico, la conexión con el cosmos y la unidad a través del otro, la destrucción de los tiempos, la liberación de los límites "tras las puertas de tu cuerpo", y la comprensión final de quienes han viajado juntos "como un poema escrito sobre el agua". Hondo lirismo en esta unión. Saludos poéticos Irene Marks

7.3.10  
Anonymous Anónimo said...

"como un poema escrito en agua" bello final para un hermoso poema de amor, el misticismo lo alimenta y lo sostiene, Un abrazo, María Chapp

10.3.10  
Blogger Eduardo said...

Cristina
extraordinario poema, contiene un erotismo impecable y poderoso, se respira más que se lee.
No insistiré en que considero tu poesía como una de las más bellas, no quiero ser repetitivo. Hasta el martes en el Andén. Eduardo Chaves

12.3.10  
Blogger fanny said...

Aceite redimido como oleo de salvación.

Bien venida a este mundo.

Sensiblemente, Fanny

12.3.10  
Anonymous Anónimo said...

hermoso poema y rotundo final, que has logrado tocar justamente toda esa agua que nos habita..
en hora buena
itzela

18.3.10  

Publicar un comentario

<< Home