13.3.10

Poema de María Amelia Diaz



Yace en la heladera
junto al ramo verde de un atado de acelga
parte del cadáver de una vaca.
Sin embargo no habrá acusados,
nadie en los estrados declarando ,
porque la justicia es humana y se tapa los ojos;
y la vaca,
no sabe pronunciar las letras
de la palabra asesinos.

© María Amelia Diaz

10 Comments:

Blogger Sofí Garzón said...

Bellísimo, simple. certero.

13.3.10  
Blogger ALICIA CORA said...

María Amelia, este poema es todo un hallazgo, me encantó. Felicitaciones y un beso enorme de Alicia Cora.

13.3.10  
Blogger fanny said...

Ah! Y eso de comer cadáver también cuenta.

Justo que ajusta justo tu Poema.

Sensiblemente, Fanny

13.3.10  
Blogger galáctica said...

María Amelia: mi alma vegetariana te manda un beso. Está imagen es la que debería primar en el mundo, la del animal sacrificado por los intereses mezquinos del hombre, la del animal sin voz. Síntesis y concisión en las imágenes que revelan la realidad maquiavélico de este planeta donde el odio se sacia con sangre. Tasmbién muy apropiada la imagen de Gustavo. Felicitaciones Irene Marks

14.3.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Muy fuerte; sobre todo para aquellos que todavía no queremos asociar el alimento con el animal...

16.3.10  
Blogger Alberto Peyrano said...

Me diste un mazazo en la cabeza, pero bien dado. Poema durísimo y superprofundo María Amelia. Te lo agradezco, a ver si de una buena vez tomo conciencia de lo que no se debe hacer. No hay voz más certera que la del Poeta para movilizar el corazón y la conciencia, y alentarte al compromiso.
Gracias por tus palabras en mi poema.
Un abrazo, Alberto

16.3.10  
Blogger Laura said...

muy duro diría, pero justo y reflexivo. Me dejó con hambre, pero de su palabra. Felicitaciones..

18.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Cada vez más vegetariana
pero muy de vez en cuando la vaca me tienta.
Aparte creo que detrás de las palabras del poema hay más mucho más como decía Alejandra
la voz de los que no pueden hablar
la de los necesitados
perdidos en un mundo cada vez menos solidario

llaga tu poema y toca
desde graciela abrazo

19.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Qué alegato, María Amelia!!!! tenemos mucho que aprender acerca de los derechos de los animales y el amor y repeto por todo lo que vive...y las decisiones que tomawmos, por ejemplo qué comemos...Gracias María Amelia, nos vemos??? Besote, María Chapp

20.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Estimada María Amelia: La voz de los sin voces. Poema comprometido que nos hace reflexionar. Felicitaciones Un beso. Miguel Madrid

27.3.10  

Publicar un comentario

<< Home