28.3.10

Poema de María Laura Coppié


Allanamiento

Y te digo
éste es mi lugar.
Desde acá te escribo,
allá me siento cuando hablamos

y te muestro la ventana
y mi árbol manco.
Por aquel rincón
se pone el sol
parpadeando,
la ropa húmeda
en la canilla,
dos ó tres tazas
llenas de rutina.
En ese cajoncito
crío las palabras.
Estos son los escalones
por los que me deshilvano.
Hay un manojo de penas viejas
durmiendo entre las medias,

manos de detergente
y por ahí tiradas
andan mis mañanas.
Éstas son mis medallas,
mis miserias
y eso de mas allá

mi desamparo.

Y te miro
y te sigo
y te hablo
y te pido
por favor
cerrá la puerta.
Parece que en un descuido,
había quedado entreabierta.

© María Laura Coppié

17 Comments:

Blogger fanny said...

Cotidianamente cierto.

Cotidianamente hondo.

Me lo visto, lo abrocho y lo saco a pasear.

Sensiblemente, Fanny

28.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Sutilezas de lo cotidiano ¡hermoso poema!

28.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Compartir todo eso que hace a nuestra intimidad cotidiana nos hace sentir menos solos.
Abrazo
Alicia Perrig

28.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Ay Malala!!! Qué maravilla de poema. Que dulce, tierno y profundo.
Me encantó.

Un abrazo,

Alicia Márquez

28.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Me encantò.!

Besos.
Tere Vaccaro.

28.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Me encantó ese insinuante final...
tal vez cerrando la puerta lo cotidiano cierre la suya.Un besito preciosa.

Lily Chavez

28.3.10  
Anonymous Anónimo said...

Lo cotidiano, cuando se lo viste de poesía, se vuelve poesía y una poesía que me encantó.
Un abrazo.

Jorge Luis Estrella

29.3.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Excelente poema que realza lo cotidiano, lo simple de todos los días y la profundidad de la mirada...
Un placer

29.3.10  
Blogger Karina "Zenun" Sacerdote said...

Una belleza de poema, Malala.
Me encantó
beso azul

29.3.10  
Anonymous Anónimo said...

María Laura: Un halo sui géneris tienen tus palabras, modo de decir lo interno, de reclamar y pedir a la rutina cotidiana, un nuevo vestido.
Me encantó!
Un beso enorme.
Mirna Celis.

29.3.10  
Blogger Mónica Angelino said...

HACIENDO DE RUTINAS LA FIESTA DE LA VIDA.

!BELLO!

UN BESOOOO

29.3.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Bell´simo tu poema, María Laura!
Un canto a las rutinas de la vida diaria y a la sencillez del amor.
Felicitaciones y un beso grande
María Rosa León

1.4.10  
Blogger Eduardo said...

María Laura
un bello poema que relata un día como tantos otros pero que en su repetición deja entrever los más profundos sentimientos, los altos y los bajos, los que nos humanizan y los que nos hacen sentir menos humanos, en fin, la vida completa reflejada en un canto poético que es una belleza. Me encantó. Eduardo Chaves

1.4.10  
Blogger Eduardo said...

María Laura
un bello poema que relata un día como tantos otros pero que en su repetición deja entrever los más profundos sentimientos, los altos y los bajos, los que nos humanizan y los que nos hacen sentir menos humanos, en fin, la vida completa reflejada en un canto poético que es una belleza. Me encantó. Eduardo Chaves

1.4.10  
Anonymous Anónimo said...

Aun no lo habia leido amiga! Y es un poema maravilloso, con el que me quedo un poco para mi...
Te quiero!

Mariana

2.4.10  
Blogger Juan Ricardo Sagardía said...

MALALAAAAAAAAAAAAAAA:
Una genialidad, de lo cotidiano, en tu mano uno se gratifica leyendote.
mi abrazo.


SANTOAMOR

5.4.10  
Blogger galáctica said...

Los momentos íntimos, las pequeñas ceremonias mágicas de lo cotidiano, se reflejan en este poema donde se vuelca la luz de un reino pequeño, el que todos/as conocemos en forma personal y distinto. Una pequeña puerta se abre y entramos, como Alicia. Gracias Irene Marks

21.4.10  

Publicar un comentario

<< Home