4.4.10

Poema de Graciela Wencelblat



En algún lugar
donde el espacio llama
detenerse
como si el tiempo
nos diera tiempo
para escuchar
los pequeños ruidos cotidianos
aquéllos que invitan
todavía al asombro
sonidos conocidos
pero no escuchados
porque ese tiempo
sólo a veces nos da.
Entonces suspirar con la alondra
aromarse con pasto mojado
almendras tostadas
admirar lo cristalino de la miel
y el encanto de los patos
entrando al agua en palermo.
Desnudar nuestro interior
de tanto sufrimiento
y quedar por una vez
cantando como un nuevo bautismo
nombres amados.

© Graciela Wencelblat

14 Comments:

Blogger fanny said...

De haber sabido que en el remanso de tu poema se pescaba tanta paz...hubiese venido antes, mucho antes de nacer.

Sensiblemente, fanny

4.4.10  
Blogger ALICIA CORA said...

Enorme poema Graciela,hay que mantener la esperanza de que ..."el tiempo nos da tiempo para soñar y para cantar como en un nuevo bautismo la alegría de estar vivos"... Un beso de Alicia Cora.

4.4.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

lo importante que es detenerse a observar y a tener una mirada más profunda por las pequeñas cosas que nos rodean...
Muy bueno!

4.4.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Un gusto leerte.
un cariño

6.4.10  
Anonymous Anónimo said...

"Cantando como un nuevo bautismo nombres amados..."

Qué poema tan melancólico y tan profundo. Me encanta leerte.

Un abrazo,

Alicia Márquez

6.4.10  
Blogger Eduardo said...

Graciela, hermoso poema donde se percibe una profunda sensación de melancolía, esa que deja el tiempo cada día que transcurre, que aparece en ciertos recuerdos lejanos, que permanece en los poemas que cantan en el fondo del alma. Bellísimo. Eduardo Chaves

6.4.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Graciela
Bellísimo poema, en el que la primera persona se sospecha timida, plena de experiencias bañadas por el dolor y redimida en la esperanza final que canta como un nuevo bautismo nombres amados.
Te felicito

Susana Giraudo

6.4.10  
Anonymous Anónimo said...

Que bueno Graciela, dar rienda suelta a esa otra mirada, capaz de revalorizar la sencillez del entorno, su propuesta cotidiana, la sabiduría de las cosas simples. Felicitaciones, un gran abrazo

Elisa Dejistani

6.4.10  
Anonymous Anónimo said...

Tus poemas siempre me impregnan de melancolía, pero me entregan también una sensación de madurez y paz increíble, me encantó lo que te puso Fanny. Un abrazo grande.


Lily Chavez

7.4.10  
Blogger galáctica said...

Graciela: en esa dimensión que nombrás "donde el espacio llama" , llegás a lo esencial, a lo eterno, lo que está más allá del tiempo,y nos lleva a redescubrir en lo pequeño el fluir de la vida que sigue sucediendo para quien lo perciba. En tu caso la poesía te lleva de la mano y también la capacidad intuitiva de comprensión del cosmos que te caracteriza. Poema para leer con frecuencia. Saludos poéticos Irene Marks

7.4.10  
Anonymous Anónimo said...

Ese tiempo que nos da el tiempo es el presente, lo único que tenemos, y estar plenamente en él es verdaderamente como un bautismo, una nueva forma de vivir, de nombrar y de escribir poesía, Graciela!!!! Siento un salto cuático en tu escritura, hacia ese espacio esencial que te llama, que nos llama, todo mi afecto para vos, María Chapp

8.4.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Me gustó mucho este poema, siempre tu poesía me llega.

besos
Elisabet

10.4.10  
Blogger Tony said...

Bellísimo Graciela. Un abrazo. Antonio.

14.4.10  
Anonymous Anónimo said...

Grciela, tu poema es bellisimo, siempre impregnas esa sensacion de amor que espera afuera y no o dejas entrar
besos myrt

26.4.10  

Publicar un comentario

<< Home