12.5.10

Poema de Julio Carabelli



Lynndien England en Irak

No hay caso
hay gente
que no puede apreciar lo emocionante
o lo conmovedor si se prefiere.
Yo
mirando esa foto
esa foto hermosa y hogareña
mirando
a Kenneth y Terrie England
esos padres felices
con muebles felices
vestimentas felices
mirando
asombrado
yo asombrado mirando
esas paredes felices
esos rostros felices
esos brazos felices
rodeando a esa hija que se graduó
en el 2001 se graduó
en el Franfort High School
en el Short Gap de West Virginia se graduó
no en la Escuela de las Américas
no se graduó
en la Esma
no se graduó en El Olimpo
se graduó como cualquier chica americana
que sabe hacer jugo de naranja
o freír tocino para el desayuno
y acaba de desayunar con copos
tibios copos de maíz
tibios copos como sus labios
tal vez
como las yemas de sus dedos
quizá
y sonríe en la foto con dientes de perla labios de rubí
sonríe
junto al árbol de navidad que no tienen los herejes
que no tienen
ni sus dientes
ni sus muebles
ni sus vestimentas tienen
porque ella los prefiere desnudos a la hora de torturar.

© Julio Carabelli

9 Comments:

Blogger ©Claudia Isabel said...

ufff
me quiero recuperar de la lectura...
muy fuerte el poema, pero real y necesario...
la imagen que acompaña me da terror...esa sonrisa...

Un placer leerte!

12.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Querido Julio: Tu estilo inconfundible y tus temas profundamente sociales con hábil ironía y la sordidez necesaria. Buenísimo . Y sí, la sonrisa de la foto unida al poema mete miedo. Cariños.

Jorge Luis Estrella

12.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Creo que tu poema es un grito, un llamado de atención, para no olvidar esos hechos vergonzantes y lamentablemente tan reales, que llenaron de sangre y de horror nuestra historia.
Felicitaciones, Julio y un gran abrazo
María Rosa León

13.5.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Tremendo ambos: foto y poema.

Muy bueno

Saludosssssss

13.5.10  
Blogger Maria Sanguesa said...

Descarnado e intenso poema, realmente bueno. Consigue no dejar a nadie indiferente. La poesía es, también, un grito, una llamada de atención sobre la crueldad y la injusticia del mundo que nos rodea. Muy logrado. Abrazos.

14.5.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Si Julio, tal vez Lynn algún tenga hijos. Y esos hijos, a su vez, le den nietos. Y un "Día de Acción de Gracias", luego del festín (pavo incluído), les cuente como asustaba a los desalmados irakíes. O les muestre aquella otra foto o la de los mastines mostrando sus dientes y babas. Allá, tan lejos de su casa. Y todo será una inocente anécdota adornada con rostros anónimos. Gracias por la memoria.

14.5.10  
Anonymous Anónimo said...

Julio, crudo y sarcástico, pero no tan cruel como la sonrisa de esa "niña" tan bonita y tan podrida por dentro. Así hay que decir la verdad, cruel como es, de espantosa realidad. Para eso también nació el poeta.
Celina

14.5.10  
Anonymous Anónimo said...

difícil aproximarse a temas aveces tan difíciles (y necesarios de tocar) pero tu lo lograste con este magistral poema, inigualable
con mi admiración enorme ante tu poema
itzela

14.5.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

DOLOR E IRONÍA DE LA MANO DE UN GRAN POETA . MUY BUENO LEONOR

18.5.10  

Publicar un comentario

<< Home