3.7.10

Poema de Irene Marks


LOS VUELOS SEPARADOS

“Restituid, como yo, la virtud extraviada a la
tierra,. Sí, restituidla al cuerpo y a la vida, para
que dé a la tierra un sentido, un sentido humano”
Federico Nietzche


El que buscó la luz
..................... más allá
............................ no comprendía.

El que abjuró del sol
.................. el que no vio los rostros
.................. que asomaban
.................. en la Ciudad de Acero
Porque allí estaba el brillo
..................disfrazado
..................de blando acatamiento
..........allí la fuerza
.................. se adormecía
.................. intacta
Pues lo que como él la hubieron visto
enfermaban de miedo
ante la gran muralla de metal.
Y humanoides creyeron
a los que se arrastraban por las calles
con el olor a azufre.
Mas eran ellos mismos.
Si se hubieran mirado en la corriente
..................de los ojos desnudos
extendiendo las manos...
Mas buscaron la luz en la distancia
cosechando espejismos
y promesas
y fastuosas palabras.
Lentamente las plumas
de sus muy altos sueños
fueron envejeciendo aún inactivas
Y humanoides los otros los creyeron

Por eso se mataron unos a otros
Y aunque no lo supieron
suicidio fue,
hermandad destrozada
al primer aletazo


© Irene Marks
Pintura: Flavia Revagliatti

30 Comments:

Anonymous Anónimo said...

me gustó mucho, gracias
francisco

3.7.10  
Blogger fanny said...

Irene:
Y en humanoide
Ciudad de Acero
muralla de metal
fastuosas palabras
primer aletazo

me entró y se me fue el poema, s eme fue como la vida, hecha / pedazos

Sensiblemente, Fanny

3.7.10  
Anonymous Anónimo said...

execelente poema muy porfundo, me gusta lo que plantea. me encantó Juan lucas Andrín.

3.7.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Más buscaron la luz en la distancia
cocechando espejismos...

!buenísimo, Irene!!

Besosssssssssss

3.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene, con el agudo introito del epígrafe nitscheano, que nos remite a la necedad del hombre, has logrado una entrega que responde brillantemente, que todo fluye y que se dirige a un único fin. Aunque siga actuando en nosotros el hábito hereditario de juzgar, amar y odiar erróneamente, cada vez se irá debitando más por el creciente influjo del conocimiento: en este mismo terreno nuestro se va implantando insensiblemente un nuevo hábito: el de comprender, el de no amar ni odiar, el de ver desde lo alto,(en esos "Vuelos separados")y dentro de miles de años será tal vez lo bastante poderoso para dar a la humanidad la fuerza de producir al hombre sabio, inocente (consciente de su inocencia), de un modo tan regular como hoy produce al hombre necio, injusto, que se siente culpable, es decir, su antecedente necesario, no lo opuesto a aquél. Una propuesta que se transparenta en un poema excelente!!! Felicitaciones.
abrazo entrañable

Elisa Dejistani

3.7.10  
Anonymous Anónimo said...

SI el prójimo fuera prójimo y no acero...
Muy bueno tu poema Irene, muy conmovedor
María Amelia

3.7.10  
Anonymous Anónimo said...

"Promesas y fastuosas palabras" en lugar de que los hombres se "miren en la corriente de los ojos desnudos". Querida Irene, es un hermoso y profundo poema sobre la necedad y ceguera humana.
Cariños
Amalia M. Abaria

3.7.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Tan apreciada Irene!!
Poema de para pensar .y mucho.
Gracias por estar, "siempre"!!
un abrazo amoroso!!

3.7.10  
Anonymous Anónimo said...

irene, me conmueven esa clase de pomas porque lo alejan a uno de la realidad , de la que no escapamos
un abrazo

maria elena tolosa

3.7.10  
Blogger Cecilia Ortiz said...

Muy buen poema. Un llamado de atencióna la "hermandad destrozada" Ojalá tu poema llegue y profundice, allí, dónde haga falta reconocer los errores.
Un gran abrazo


Cecilia

3.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Fuertísimo ésto de la "hermandad destrozada"... Este poema realmente toca el alma! Gracias por compartirlo! un beso enorme, carina paz

3.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Excelente Irene
llama toca y muestra
no se puede escapar de tus palabras
desde graciela abrazo

3.7.10  
Blogger Adriana said...

Irene: un profundo y poético alegato. Sería tan fácil si pudiéramos vivir en hermandad... Muchas gracias. Un beso. Adriana

3.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Irene, siempre tu poesía lleva a la esencia, sonoridades que aromatizan los días. Gracias por compartirlo, querida Irene!!!Gracias!!!

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene: admiro la lucidez y sensibilidad de tus palabras. Gracias por compartirlas!!
Con cariño,
Nati Caram

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

¡Brillo disfrazado de blando acatamiento...! Muy buen poema.
Un abrazo.

Molly Bic

4.7.10  
Anonymous silvialoustau said...

Irene, lo leí varias veces y lo imaginé con música de Wagner
Un abrazo,

Silvia Loustau

4.7.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Algo que el hombre nunca entiende; que la única posibilidad es hermanarnos...
Muy bueno

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

es un excelente poema,Nora Alicia Perusin

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Fue un placer leer este poema.
Un abrazo Irene

Alicia Borgogno

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

No tengo dudas, es suicidio. El otro es yo. ¡Si pudiéramos comprenderlo! Pero en toda su magnitud: comprenderlo.
Abrazo
Alicia Perrig

4.7.10  
Blogger Eduardo said...

Irene
a partir de Nietzche ya tu poema aborda un mundo que hay que caminar con cuidado y valentía. Eres una poeta extraordinaria en tu mirada profunda sobre nuestro sentido hacia la vida, creo que solamente hablando con palabras como las tuyas llegaremos algún día a comprender nuestro destino. Felicitaciones de todo corazón. Eduardo Chaves

4.7.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Y no saben que es suicidio. Un llamado a la reflexión. Excelente.

abrazos
Elisabet

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Irene: qué fuerza tiene tu poema, cuánto dolor por la humanidad ciega, inconsciente de su propia luz...una nueva humanidad se está construyendo más allá de los espejismos y las palabras fastuosas....de la destructividad...una nueva humanidad conciente de la unidad de todo lo que existe, gracias poeta!!!!un beso, María Chapp

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Terrible, lúcido, inquietante, profundo, estupendo poema que pone la disyuntiva entre la solidaridad o el suicidio.
Eso sí, yo no citaría a Nietzsche y a Wagner en los momentos que estamos viviendo. Los alemanes nos han humillado.
Un abrazo, querida Irene.

Jorge Luis Estrella

5.7.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Un gran poema Irene, como nos tenés acostumbrados. Un abrazo.

5.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Desde el epígrafe de Nietszche, hasta ese cierre genial: "...hermandad destrozada al primer aletazo", tu poema es un bellísimo himno pacifista y humano.
Me encantó Irene y cada vez que te encuentro y te leer, es una fiesta para mí.
Aplausos y besos
María Rosa León

7.7.10  
Anonymous Anónimo said...

replantear las relaciones humanas y lograr un poema lleno de encuentros y desencuentros, muy bueno
Anahí Duzevich Bezoz

9.7.10  
Blogger ALICIA CORA said...

Irene, como siempre tu poema tiene la profundidad que el lector sabe que va a encontrar. No lo defraudás, porque en tus palabras lee absolutamente todo lo que pretende y más. Besos de admiración incondicional Alicia Cora.

10.7.10  
Blogger Mariano Shifman said...

Qué potencia tiene tu poema, Irene... Es cierto, buscar la luz en la distancia suele ser uno de nuestros grandes errores; a veces, sólo es necesario mirar a nuestro alrededor.
Un poema con peso propio en cada verso. Felicitaciones, y un cariño.

Mariano Shifman

11.7.10  

Publicar un comentario

<< Home