2.7.10

Poema de Nerina Thomas


11 de junio "aniversario de la partida de mi hija"

Es otoño.
Siento al invierno en él,
tengo frío.
El abrigo no me alcanza
me abraza tu ausencia
y duele...como duele el dolor.

El espejo me muestra
los años de tu partida
y alguna que otra arruga
señala el tiempo transcurrido.

La tibieza del sol
no cubre tus mimos
ni el buen día
que ya no escucho
y mucho menos
tu risa
que pintaba mis días.

Sólo guardo el calor
de ese abrazo
ese beso
antes de tu última ida
sin retorno
ni anestesia.

Catorce años hija
que no escucho tu voz
ni tu alegría
rondando por la casa
la misma que no huele
tu perfume
ni siente deslizarte
con tus zapatillas de punta.

Me has dejado el legado
de ser el amor eterno
y siempre vivo.

Mamá


© Nerina Thomas

38 Comments:

Blogger Alberto Peyrano said...

Ausencias que duelen... e iluminan.
Besos, Alberto

2.7.10  
Anonymous Anónimo said...

nerina, muy triste tu poema pasar por eso terrible, la vida continua
un abrazo

maria elena tolosa

2.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Nerina: no hay palabras para hablar de este poema. Es como un nudo espantoso que se hace en el alma. Las "zapatillas de punta" que siguen resonando son un dato de la pérdida para la que no puede haber consuelo.El único consuelo es que hay seres que llenan nuestra vida y pese a su ausencia, la siguen llenando con su recuerdo. Poco consuelo para el deseo de abrazar a alguien. Un beso muy grande para vos y tu hija que brilla en tu poema como una esencia angélica. Irene Marks

2.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Estimada Nerina. Es como dice Irene, no hay palabras.Sólo pienso que tu hija es como una paloma, que te acompaña siempre.

Un abrazo
Amalia M. Abaria

2.7.10  
Anonymous Betty Badaui said...

Nerina, veo que entraron los otros comentarios que dejé, pero por esas cuestiones de internet que desconozco, no entró el que iba dirigido a tu poema, bien... una vez más me emocioné ante un poema tuyo, va un gran abrazo
Betty

3.7.10  
Blogger fanny said...

Veo a tu hija en cada latido de tus palabras, la veo, se presenta, está aquí, tu poesía viva, tu hija que nostalgiosamente feliz nos habla por tu boca.

Un fuerte abrazo!

Sensiblemente, fanny

3.7.10  
Blogger Leo Mercado said...

Abrazo grande!

3.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Nerina: creo que lo que se diga es un poco en vano. Siento una gran trsiteza por lo ocurrido, no puedo evitar que se me piante un lagrimón, y quisera conocerte ahora para estrecharte un abrazo.
con respecto a las parte del poema, creo que es un poema simple de palabras simple, esos son los poemas dificl de lograr, los que tiene sustancia, esencia y metáfora de goce estéticos, no esas que estan hechas para el asombro, hechas por el simple hecho de la metáfora por la metáfora. TE acompaño desde aquí y me hermano con vos desde la poesía. Juan lucas Andrín.

3.7.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Nerina, un poema más que triste, que las sombras no te atrapen y sepas recibir la luz de los que veraderamente no se van del todo. Un poema sin melodrama, sencillo, donde la poesía retrata el dolor con gelleza.
MARITA RAGOZZA

3.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Dolor
que me invita a abrazarte
sencillamente excelente
desde graciela

3.7.10  
Blogger Kellypocharaquel said...

Fuerza Nerina, tu hija te quiere ver con una sonrisa,los que partieron fisicamente, suelen acompañar más, que los que permanecen en la tierra.
Besos y abrazos
Raquel Luisa Teppich

3.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Nerina, sólo puedo darte abrazos,abrazos,abrazos...

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Nerina

Cuando te conocí me contabas de tu hija, hoy late en mí, el mismo sentimiento, al leer este poema. Vuelvo a emocionarme. Te quiero mucho.

Molly

4.7.10  
Anonymous silvialoustau said...

Mi querida Nerina¿ qué decir?Quellegué al final del poema con los ojos húmedos. Quiza ahora comprendo tu hermanamiento con ciertos poemas mios. Diferentes perdidas igules dolores.
Mi abrazo enorme, enorme,


Silvia Loustau

4.7.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Nerina, un poema hermoso, lleno de amor y ternura...me dejó una tristeza inmensa; como madre de cuatro hijos nacidos y uno que no pudo ser...Te abrazo con el alma

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Cara Nerina,
no hay ni habrá dolor más desgarrador que sobrevivir a la muerte de un hijo. Aún conmovida por tu bello y conmovedor poema,
te abraza entrañablemente

Elisa Dejistani

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Este poema emociona hasta doler.
Un fuerte abrazo, Nerina

Alicia Borgogno

4.7.10  
Blogger Eduardo said...

Nerina
si bien no existe ninguna palabra que alcance para nombrar un dolor como el tuyo, quiero decir que tu poema es un canto que nombra lo que verdaderamente es eterno, el recuerdo imborrable de lo que se ama más allá del tiempo y de la vida. Te dejo un gran abrazo. Eduardo Chaves

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Un poema que emociona y duele.
Zapatillas rosas de punta que conozco y presiden un lugar en tu casa.Recuerdo imborrable que va mas alla del tiempo y de vida. Amor eterno.Abrazos, Abrazos, Abrazos con el corazón,.

4.7.10  
Blogger ana said...

Un abrazo grande Nerina, el dolor acompaña el poema y son las Zapatillas, las que te permiten transitar por ese lugar de tanto sufrimiento, pero que te dan fuerza para poder crear.Ana Romano.

4.7.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Más allá y más allá tu amor de madre acaudala la memoria.

abrazos
Elisabet

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Nerina:
es cierto que duele el dolor, pero hace resurgir con entereza.
Abrazo
Rosa Lía

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Querida Nerina, danza tu hija con sus zapatillas de punta alrededor de tus manos....ella agita las suyas y te roza..ella habita en lo invisible... en tu poema...sonríe y habla. Besos, María Chapp.

4.7.10  
Anonymous Anónimo said...

La abrazo. La abrazo. La abrazo. La abrazo. La abrazo. La abrazo. La seguiré abrazando. Siempre.
Alicia Perrig

5.7.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Gran poema Nerina. Una emoción a flor de piel. Un abrazo.

5.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Ay Nerina ¿qué te puedo decir? Me duele, me duele tu dolor, sin embargo
gracias a la poesía en tus palabras está tu niña, su risa y su perfume,
Te abrazo con todo mi cariño,
Juany Rojas

5.7.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Querida Nerina: Más que comentarte el poema yo te abrazaría por estos versos, por tu sentimiento en ellos y por toda la tremenda ausencia. Este abrazo, por ahora.

7.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Esas ausencias tan terribles sólo pueden dimensionarse a la luz del amor que perdura.
cuando perdemos a nuestros padres somos huérfanos, cuando perdemos a nuestro cónyuge somos viudos, pero ¿qué somos cuando perdemos a un hijo?
Solo desolación y esperanza en el reencuentro.
Bellísimo tu poema, Nerina y una lección de vida para todos.
Un beso muy grande
María Rosa León

8.7.10  
Blogger Laura Massolo said...

Nerina, de muchas cosas que no hablamos, hoy me habla tu poesía. El dolor desde la luz, o la luz del dolor. Te abrazo en cada verso.
Laura Massolo

9.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Dolor que duele y que te ha dado tanta entereza digna de admirar.Zapatillas de baile rosa que presiden un lugar de tu casa y donde su alada presencia se siente.
Nunca se fue, vive en tu corazón.
Hermana, abrazos y mas abrazos de luz desde mi corazón al tuyo.
Maria Cristina Fervier

9.7.10  
Anonymous Anónimo said...

hay tanto sentimiento, que duele lerlo, difícil trance, un gran abrazo
anahí Duzevich Bezoz

10.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Nerina:
Hondo y triste poema. Duele en todo el centro del alma.
Saludos, Camilo

10.7.10  
Blogger Fabiana said...

Estimada Nerina, me ha conmocionado este poema pleno de dolor, y amor y esperanza, esa que está encerrada en los versos finales. UN abrazo respetuoso y cariñoso. Fabiana León

11.7.10  
Blogger Mariano Shifman said...

Un poema conmovedor, Nerina. Es difícil agregar algo a lo que dijiste con tanto sentimiento en el poema. Te mando un fuerte abrazo.

Mariano Shifman

11.7.10  
Anonymous Anónimo said...

Estimada Nerina, un poema tan bello como doloroso, respetuosamente, acompaño desde la poesía. Un saludo grande.
Cristian Gentile

11.7.10  
Blogger Tony said...

Nerina me hiciste llorar. Vaya mi abrazo grande. Antonio.

16.7.10  
Blogger Xenia.Mora said...

Querida poeta Nerina:
Una vez mas me emociono con un poema tuyo. Este poema en especial es tan profundamente doloroso; pero desbordando el perfume de tu hija en cada verso.
Un abrazo, con mis manos unidas a ti en este poema.
Xenia

18.7.10  
Anonymous Anónimo said...

nada, nada... el poema precioso, llega profundamente, pero es tremendo, duele y no da tregua...
no puedo decir... no me animo a imaginar esa ausencia...
un beso enorme, francisco

22.7.10  

Publicar un comentario

<< Home