8.8.10

Poema de Alfredo Lemon


Santa Magdalena

Durante años peregriné buscando mi respuesta.

Ahora, en estos templos de la India
encuentro cobijo a todas mis cavilaciones:
vinimos a purificarnos los pies los unos a los otros.

De qué valen los honores, las calumnias,
los insomnios, las traiciones,
mis reinos, crucifixiones...

Vinimos a purificarnos los pies.

Siente cómo late tu pezón al acercarse a mi boca.

Déjame secar mis lágrimas por los días que no tuvimos.
Déjame ordenar mis versos para salmodiar tu nombre.

Vinimos a purificarnos los pies los unos a los otros.
Vinimos a perdonarnos, hacer el amor, resucitarnos.

© ALFREDO LEMON

4 Comments:

Blogger Songo said...

Poema-Salmo-Letanía hondo, apasionado.
Saludos!

8.8.10  
Anonymous Anónimo said...

alfredo, qué delicia tu poema!!! me subyugó!!!
gracias, un abrazo enorme
francisco

9.8.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Alfredo, hermosísima letanía... profana y celestial... blasfema y sagrada... magistral.

9.8.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Muy significativo.
Un cariño

10.8.10  

Publicar un comentario

<< Home