9.8.10

Poema de Olga Liliana Reinoso



HIJO

Hace frío, me digo, mientras miro
la calle larga desde el ventanal gris
abierto a los misterios de tu alma
que recorre mi amor desde esa vez.
Qué confusión me da tu adolescencia
tu complejo crecer, sencillamente,
cuando el oficio duro de ser madre
acuna la amargura de tu ausencia.
Pero persisto, en la hojarasca del otoño
bruñido bronce de tu voz sin par
que dora mis espacios y entreteje
las pieles de un abrazo que desvela.
No importa si estás lejos. Es mentira.
Vos estás en mi sangre aún presurosa
estás en mi silencio nutritivo
en cada gesto del esfuerzo diario.
Estás en mi memoria y en mi olvido
en los años que tengo por delante
en la espesura de la vida misma
y en el magno deleite al reencontrarte.

© Olga Liliana Reinoso

8 Comments:

Blogger Mónica Angelino said...

Viseral y conmovedor, de todos lados mi abrazo.

Besosssss

9.8.10  
Blogger RICARDO JUAN BENITEZ said...

Olga, poesía sentida, teñida de nostalgia y dolor... muy bella.

9.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Bello, profundo y enternecedor tu poema, Olga.
Aplausos y un beso grande
María Rosa León

10.8.10  
Anonymous Anónimo said...

Bello, profundo y enternecedor, tu poema, Olga.
Aplausos y un beso grande
María Rosa León

10.8.10  
Blogger Nerina Thomas said...

He leido tantas veces tu poema!!
Lo siento muy cerca, de mi pecho.
Abrazos amorosos!!

10.8.10  
Anonymous Anónimo said...

He sentido con tus preciosas letras, otra vez, el brutal escalofrío del nido vacío...
Bello texto, para quedarse a vivir en el. Vigoroso, puntual, necesario...

ALVARO BALTAZAR.

11.8.10  
Blogger Eduardo said...

Olga
un poema lleno de emoción, los hijos lejos y esta herida que ilumina el corazón. Me parece escucharlo en tu voz, contundente y profunda. Un abrazo.
Eduardo Chaves

17.8.10  
Anonymous Pauli said...

Tu poema me recordó los lindos días de Zamora, pues en el Encuentro te lo oí por primera vez. Creo que hay que ser madre para sentirlo plenamente.Besos,amiga.

27.8.10  

Publicar un comentario

<< Home