24.9.10

Poema de Silvia Rodríguez Ares


Desde un río

Crezco
desde un río

de allí

vengo

las piedras

me sostienen
y se quedan
con mis huellas

no cuestionan

el frío
de mis aguas
ni mi cauce sinuoso

me aman

en silencio

como

una madre
que sabe
que su hijo
pronto
partirá.

© Silvia Rodríguez Ares

18 Comments:

Blogger Gustavo Tisocco said...

Bienvenida Silvia a este sitio que pretende difundir a poetas contemporáneos.
mes a mes serás publicada.
Pido sí se comente a otros poetas.
Un abrazo Gus.

24.9.10  
Blogger Leonor Mauvecin said...

Hola silvia , gracias por ese Heáclito inconstante y vertiginoso que es la vida Un abrazo Leonor

24.9.10  
Anonymous Anónimo said...

David Antonio Sorbille dijo...
Bello poema que se desliza como las aguas de un río pleno de talento. Un abrazo.

24.9.10  
Anonymous Silvia said...

Gracias, Gus, por incorporarme a tu blog! Gracias, Leonor y David, por los comentarios! Un abrazo, Silvia

24.9.10  
Blogger Jose said...

Precioso. Duro y directo a la vez que sensual y ensoñador. Un abrazo

24.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Breve y profundo, Silvia. Muy hermoso.

24.9.10  
Blogger fanny said...

El agua símbolo permanente de la Sed, esa tu poesía, así la vida.

Sensiblemente, Fanny

24.9.10  
Blogger Marta Raquel Zabaleta said...

Muy tierno. Saludos.
Marta

24.9.10  
Blogger ana said...

Bello poema que sugiere, con el agua,diferentes momentos de la vida.
Saludos Ana Romano.

24.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy sutil ,sugerente y hermoso.
Un abrazo.
Dragontesa Leuzzi.

24.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Me sedujo tu poema, Silvia. Eso sí, creo que las protagonistas son las piedras.
Un besote.

Jorge Luis Estrella

25.9.10  
Blogger Mónica Angelino said...

Gran poema! gran!

Besosssssssss

25.9.10  
Anonymous Anónimo said...

"como una madre que sabe que su hijo pronto partirá"
Bellísima analogía, Silvia.
Bellísimo cierre, bellísimo poema.
Felicitaciones y un beso de bienvenida
María Rosa León

25.9.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Tristeza líquida, la de río que corre y simpre parte. Con algo de Heráclito el poema me pareció sensacional Felicitaciones.
MARITA RAGOZZA

25.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Felicitaciones Silvia, ya están tus huellas en la piedra y tu transcurrir fecundo de poemas. Alda Salzarulo

26.9.10  
Blogger Máximo Ballester said...

Muy bueno Silvia. Ese estarse plácido del alma para elevarse y escribir estos poemas. Un beso.

27.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo poema!!!!! Bienvenida Silvia a la casa de Gus!!! Un abrazo, María Chapp

28.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Hermoso poema Silvia. Especialmente aquello de "como una madre que sabe que su hijo pronto partirá". El amor en silencio de una madre es así.
Un beso
Celina

20.10.10  

Publicar un comentario

<< Home