10.9.10

Poema de Susana Giraudo


ATADURAS

Un aire de fuego me enciende.
Un mar de luces
arroja devaneos en mis ojos
e ilumina mis labios más secretos.

Murmuro las estrofas de un poema.

Las llamas enredadas en mis piernas
consumen los restos
de viejos espectros.
Aquellos que batallaron siempre
....................... malogrando mi goce.
Los que golpeaban
....................... maníacos
....................... mis sienes
............................ (lo recuerdo).

Hecha cenizas busco refugio
en ceremonias
............. inolvidables .
Se retuerce mi cuerpo como
............. la arena de un reloj.

El temor al abismo
conduce más allá
de la piel y el deseo..

Me acerco a sus bordes,
para descubrirme
................... nueva,
en el espejo que refleja
el cúmulo inanimado
de mis ataduras.


© Susana Giraudo

19 Comments:

Blogger Pere Bessó said...

Fuerte el poema.
Confesional.
Pero no melodramático, sensiblero ni autocompasivo.
Heavy, amiga.
Y dejemos de una vez que los espectros surquen náufragos el muslamen del olvido.
Tienes tiempo. Aún.
Un abrazo.
Pere.

10.9.10  
Blogger Ana Carmona said...

Poema fuerte lleno de simbología...Muy bueno...Any

10.9.10  
Blogger ©Claudia Isabel said...

Me encanta este poema; tiene el reflejo de muchas mujeres a quienes les costó encontrar ese lugar de hembra; muy bueno!

10.9.10  
Anonymous Anónimo said...

impecable, Su, este poema descubre ese a veces largo camino para llegar a lo que necesitamos y deseamos. Admiro tu frontalidad literaria y humana. susana zazzetti.

10.9.10  
Anonymous Anónimo said...

impecable, Su, este poema descubre ese a veces largo camino para llegar a lo que necesitamos y deseamos. Admiro tu frontalidad literaria y humana. susana zazzetti.

10.9.10  
Blogger Eduardo said...

Un poema que se instala en el corazón por su fuerza y su sinceridad. Has compartido un trozo de vida que muestra lo mucho que cuestan ciertos momentos, pero nunca has perdido la belleza. Me ha gustado muchísimo.
Eduardo Chaves

11.9.10  
Blogger Fabiana said...

Querida Susana: este poema habla del trabajo cotidiano en busca de la felicidad, que, lo sabemos, es efímera, a veces esquiva y siempre, insuficiente. Mi cariño eterno por la amistad que nos une y el paraíso de tu poesía... Fabiana León

11.9.10  
Blogger Avesdelcielo said...

Intimismo en tu poema Susana, verse atada , retorcerse para luego saber que si logramos llegar al borde del abismoal abismo, nos pdemos desprender y recuperar la libertad.Tus letras son fuertes y profundas. A veces lastiman, como éste poema inolvidable.
MARITA RAGOZZA

11.9.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Qué tal!!Bravooooooooo!!
un abrazo

11.9.10  
Anonymous Sonia Quevedo said...

Susana:
Cuando se desnuda el alma, los recuerdos cobran vida por momentos, y el dolor sentido, por fortuna pierde fuerza.
Es como lavar el alma en un poema.

Mis respetos poeta, magníficas letras.

12.9.10  
Blogger Mónica Angelino said...

fuerte, magnífico.

Besossssss

12.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Fue un verdadero placer leer este poema.
Un abrazo Susana.
Alicia Borgogno

12.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Un poema intenso, valiente, que expresa la pugna por llegar a ser libre (en muchos aspectos)y capaz de gozar los caminos que esa libertad nos ofrece.
Un abrazo,
Juany Rojas

12.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Ataduras, mordazas, cárceles, jaulas... tan arraigadas en nosotros mismos que cuesta escapar pero siempre hay un modo de evadirse, como hiciste en el poema. Alda Salzarulo

13.9.10  
Anonymous Anónimo said...

¡¡¡UUUUUUAAAAAUUUUUUUUUU!!!
¡Pavadita de imágenes sensoriales, Susana!
"...más allá de la piel y el deseo... se retuerce mi cuerpo como la arena de un reloj..."
Y ese final majestuoso: "descubrirme nueva, en el espejo que refleja..."
¡Aplausos, bises y besos!
María Rosa León

13.9.10  
Blogger Elisabet Cincotta said...

Un poema con fortaleza en la búsqueda de la libertad.
abrazos
Elisabet

14.9.10  
Anonymous Anónimo said...

por la palabra
un abrazo
alba

14.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Cuando la fuerza confesional que surge de las vísceras estalla en belleza formal se da una maravilla como ésta.

Jorge Luis Estrella

17.9.10  
Anonymous Anónimo said...

Queridos y admirados amigos poetas, me siento contenida en este rincon de Gus, tan generoso como ustedes.
Esto de mi poema es fuerza de esa que un poeta no controla, que sale sola desde profundas miasmas y queda allí en la superficie del ser en carne viva.
Decir gracias es poco. Pero lo digo: gracias!
Susana Giraudo

22.9.10  

Publicar un comentario

<< Home