15.10.10

Poema de Alda Salzarulo


SIEMBRA FINAL

El hombre une la luz y la tiniebla
y las cósmicas fuerzas desafía.
Si en seis jornadas Dios el mundo puebla
el hombre en una sóla lo vacía.

Y mientra lo poblado se despuebla
y el orden espontáneo se desvía
siembro, pese a los vahos de la niebla
la semilla postrera que tenía.

Qué inútiles mis manos labradoras
intentando principios a deshoras
cuando el tiempo de ser ya finaliza.

Qué inútiles mis ojos tan abiertos
si en el presagio gris de la ceniza
soy una muerta más entre los muertos.

© Alda Salzarulo

8 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡Muy hermoso tu soneto, Alda!
Como siempre, tu poesía conmueve y mueve.
Aplausos y besos
María Rosa León

16.10.10  
Blogger Laura Massolo said...

Alda, tengo una admiración especial por los sonetos. Pasa el tiempo y la música perdura; quizá, nos regresa a la poesía que nos acunó. Lo que no es habitual, es leer uno ¡tan tan bueno! Me alegra haberte leido.
Laura

16.10.10  
Blogger Songo said...

Tu poesía es palabra que golpea y remece los sentidos!
Saludos Alda... Eso llega, poeta

17.10.10  
Blogger Eduardo said...

Alda
un soneto es siempre un desafío y has logrado una gran obra en su formato y en su sentido. Completo y seguro el lenguaje, el poema es bello y lo he disfrutado mucho. Eduardo chaves

18.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Gracias amigos! Los abrazo. Alda

18.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Hermoso soneto, con esa musicalidad que envuelve...
Abrazo
Rosa Lía

20.10.10  
Anonymous silvialoustau said...

Me gusta tu soneto, tiene una profundida, pra quedarse meditando en el hombre y el mundo.
Con afecto

Silvia Loustau

21.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Gracias Rosa Lía, gracias Silvia.Un abrazo. Alda

25.10.10  

Publicar un comentario

<< Home