13.10.10

Poema de Roberto Reséndiz Carmona


Tal vez seremos inmortales

Tal vez seremos inmortales
en el lejano exterminio de la acacia
inventemos poemas
que nos hagan recordar
el principio de la vida
en el cálido beso de diciembre.

Seremos vasos con vino de durazno
copas de agua
dos lunas sin leyenda
ojos, dientes, lengua,
un beso interminable
lamiendo la ciudad dormida.

Tal vez seremos inmortales en la cantata y la tragedia
en el zarzal donde se degustan los temores
para volver a masticar, a golpes de saliva,
la última entrega
en veintitrés peldaños de locura.

Tal vez seremos inmortales
átomos de carbono en la obertura de Tannhauser
otra mortaja para arropar al cielo.

© Roberto Reséndiz Carmona
Grabado: Juan Sebastián Carnero

10 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Me emocionó leer tu pema, como a veces mme sucede con Mozart, Belleza pura.
Con afecto,

Silvia Loustau

13.10.10  
Blogger Mariasilvia said...

¿Porqué será que encuentr más esperanza en estas palabras que en otras que se creen esperanzadas?
Bello!!!

13.10.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Grande!! Bello poema. Un canto, una melodía.
Abrazo

13.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo tu poema, Roberto. Leyéndolo no caben dudas sobre nuestra inmortalidad.
Aplausos y un gran abrazo
María Rosa León

13.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Muy lindo poema Roberto. Se saborean las palabras presintiendo quizás que la inmortalidad está detrás de la esperanza.

Lily Chavez

14.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Roberto.
Con qué legancia podés nombrar la vida....sencillamente excelentes palabras;
un abrazo
susana rozas

14.10.10  
Anonymous Anónimo said...

es un poema para enmarcar, bellas y duras palabras que reconfortan y muestran la otra cara de la realidad

maria elena tolosa

16.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Bello poema Roberto, después de leerlo quién dudaría de la inmortalidad? Un canto de esperanza
para el mundo plagado de bellas imágenes.
Abrazo
Rosa Lía

20.10.10  
Blogger fanny said...

Poema profundo donde enterrarse y Florecer Poema una vez y otra y otra y otra.

Sensiblemente, fanny

25.10.10  
Blogger El árbol José Enrique Ramírez said...

Muy bello tu poema,amigo,¡somos inmortales! Mira que la poesía nos bautiza y rebautiza cada vez que escribimos un poema,he aquí nuestra crúor transmutada en lo eterno del alto espíritu que nos habita.
Un saludo arbóreo de José Enrique Ramírez.

26.10.10  

Publicar un comentario

<< Home