22.10.10

Poema de Marta Zabaleta

Alineación al centro
La casa que habitó el mar

A mis suegros
María Victoria Ramírez y Ricardo Alberto Hinrichsen


Penetró el mar a tus puertas,
subió las escaleras, entristeció el recuerdo.
Saber que no te tengo, sentir que te he perdido
recita ahora el poeta desde arriba del cerro.

Poblada está tu sombra de espumilla y olvido.

Fantasmas ya sin salas buscarán otro cielo.
Cada copa trizada, cada tecla silente sonará
en el vacío, testigo de otros tiempos.
Un bostezo de alcoba se entroniza en la fuente.

Poblada con amores morirás en silencio.

Oh casa que agonizas como una abuela enferma
serás carne de escombros, aserrín, madera vieja.
Me miro en tus espejos, recorro tus pasillos,
me abrigo en tus misterios de siglo y medio.

Poblada de poesía viajarás con el viento.

© Marta Zabaleta
Foto de Yanina Hinrichsen

11 Comments:

Blogger ©Claudia Isabel said...

sin duda esta llena de poesía!
excelente!

22.10.10  
Anonymous galáctica said...

Maravilloso poema, lleno de reminiscencias del amado Pablo Neruda("saber que no te tengo sentir que te he perdido"). Esta casa penetra en el corazón y se queda en él, nadie puede llevársela porque la amamos.Sus "misterios de siglo y medio" vuelan en el viento de la poesía, que has sabido desatar, Marta, con vuelo encantador en este poema.Lo que muere se lleva dentro y allí permanece. Un beso de Irene Marks

23.10.10  
Blogger Songo said...

Así, en el viento, viaja tu poesía, generosa como la poeta, luminosa y sabia.

Abrazo querida Marta

23.10.10  
Blogger diana poblet said...

Bellísimo Marta, ya te lo he expresado en mi blog.

Poblada co amores morirás en silencio.

Poblada de poesía viajarás con el viento.

Muy hermoso ese sentir que te alberga.
Con mi abrazo,
d.

24.10.10  
Blogger Marta Raquel Zabaleta said...

Claudia Isabel:
gracias por visitar la casa de los ancestros de mis hijos, la que en efecto fue invadida por el mar a partir de ese arroyito de agua que se ve en la foto que tomo mi hija an~os atrás;la remecio el terremoto y el mar pudrio sus cimientos, y ha habido que demolalerla.
Con dolor, pero palabras como las tuyas, mantendremos su espíritu solariego abierto a la esperanza.
Un fuerte abrazo, pues, y muchas gracias,
Marta

26.10.10  
Blogger Marta Raquel Zabaleta said...

Con tu exquisita sensibilidad dices más de lo que me cuentan las nubes que llegan este anochecer desde el otro lado del Atlántico, y me dices de nuevas aventuras felcies que ocurrirán en aquella casa junto al mar... cuyos cimientos están siendo reconstruidos para dar forma a una escuela.

Besos, y gracias,Isabel
Marta.

26.10.10  
Blogger Marta Raquel Zabaleta said...

...que sería de este silencio de la noche a media tarde en Londres, si no supieras alegrarlo con tan primoroso collar de tiernas palabras?

Un abrazote,y un grito, pues: GRACIAS, SONGO, para que retumbe en tu tierra.
Marta

26.10.10  
Blogger Marta Raquel Zabaleta said...

Querida, querida Dama>:

Aunque te sé muy generosa con tus palabras, no puedo menos que sentirme estrechada contra tu pecho hermano, y una vez impulsda a decirte que ojala estés en lo ciertoo.Mientras te invito a bailar un vals de a tres, en la casa que nos construyó el viento.

Con mi inalterable amistad, siempre
Marta

26.10.10  
Anonymous Anónimo said...

Bellísimo poema colmado de vivencias,dulces y extremas, magistrales palabras a lo que se va,un acompañar la muerte hasta parir algo nuevo para este mundo, gracias, un saludo desde Buenos Aires !!!! María Chapp

27.10.10  
Blogger Nerina Thomas said...

Un sentimiento fuerte, que la poesía hace que vuele el recuerdo siempre.
Felicitaciones!!
Un placer leerte.
Un cariño

31.10.10  
Anonymous Anónimo said...

marta, tus palabras bellísimas me hicieron ver otra vez la casa del poeta y aunque es verdad su decir, " pensar que no lo tengo" yo creo que jamás estará perdido. gracias por este homenaje. mi cariño. y felicitaciones por el maravilloso reportaje. por tu valor. susana zazzetti.

1.11.10  

Publicar un comentario

<< Home